Digamos NO al IVA para la canasta familiar. ¡Pandemia + IVA = Hambre masiva!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 150,000!


Durante los últimos dos años y medio, el gobierno del Presidente Iván Duque ha propuesto diferentes reformas tributarias de carácter regresivo, en las que se incluye el aumento del IVA (Impuesto al Valor Agregado). En particular, esta última medida es la que se ha considerado más lesiva para los sectores populares y la clase media de Colombia.

Hace dos años, con el apoyo de más de 76 mil hombres y mujeres, contribuimos a detener este primer intento de reforma tributaria y logramos que la petición No al IVA para la canasta familiar en Colombia. SI el huevo tiene Iva el IVA tiene huevo, fuera escuchada por el Congreso y se convirtiera en una gran victoria en defensa de los bolsillos de los colombianos.

Lamentablemente, hoy el gobierno insiste de nuevo en una reforma tributaria de carácter regresivo, con el agravante de la pandemia y todas las consecuencias socioeconómicas que han dejado a mucha gente sin empleo, ingresos e incluso al borde de la miseria. También es necesario tener en cuenta que el gobierno se ha negado a adoptar una renta básica de emergencia para precisamente proteger a los más vulnerables.

Los pobres y la gente que ha sido golpeada por la pandemia no pueden pagar el costo de la crisis, en un país que es de renta media alta pero que tiene situaciones estructurales de desigualdad. ¡Es que el mismo Banco Mundial clasifica a Colombia como el segundo país mas desigual de las Américas!

Las investigaciones de Luis Jorge Garay y Jorge Espitia han demostrado científicamente que los ricos y los super ricos de Colombia, que a todas luces son los que más beneficio han obtenido del modelo de desarrollo vigente, son los que menos impuestos pagan. A su vez, un conjunto de intelectuales ha demandado el estatuto tributario de Colombia porque NO responde a los mandatos constitucionales de progresividad equidad y transparencia. Además, la OCDE ha reclamado un modelo tributario que cobre más a los que más tienen. De hecho, Colombia es el único país de la OCDE que tiene mayores niveles de desigualdad social después de impuestos.

Insistir en el incremento del IVA solo va a profundizar la inequidad crónica que caracteriza a la sociedad colombiana, con impactos más graves para los sectores históricamente discriminados y para los emprendimientos productivos pequeños y medianos.

La universalización del IVA del 19% sobre la canasta familiar en Colombia tendría impactos determinantes en la estructura social en la medida en que un 23% de los hogares en situación de pobreza caerían en pobreza extrema, un 16% de los hogares en vulnerabilidad serían expulsados a pobreza y hasta un 24% de hogares de la denominada clase media se verían relegados a situación de vulnerabilidad, al punto de que índice de concentración de ingresos en el país se agudizaría aún más de 0.54 a 0.57.

Argumenta el Gobierno que con el mecanismo de la devolución del IVA se compensaría a los hogares más pobres y así se aseguraría la progresividad del IVA generalizado. Dados los profundos cambios sociales de la universalización del IVA, el cumplimiento de esa argumentación gubernamental requeriría que la devolución del IVA llegara de manera oportuna y por montos suficientes a al menos 7 millones de hogares hoy en día en situación de pobreza y vulnerabilidad, aún sin incluir además a buen número de hogares de la clase media, lo que contrasta abiertamente con la política gubernamental consistente en una devolución del IVA a apenas un millón de hogares en 2020 y dos millones en 2021! Es decir, se tendría casi que cuadruplicar la cobertura.

Es un imperativo ético evitar riesgos perjudiciales que se puedan traducir en drásticas caídas de los ya de por sí precarios ingresos de amplios grupos poblacionales debido a falencias y vacíos en una efectiva devolución del IVA a los hogares en pobreza y vulnerabilidad, que comprometería hasta una cuarta parte de los ingresos totales de los hogares en pobreza, por ejemplo.

Si permitimos que la canasta familiar sea gravada con el IVA, alimentarnos dejará de ser una necesidad y se convertirá en un lujo. Aumentar el IVA va a aumentar la pobreza y llevara a la miseria a quienes hoy son pobres. ¿Eso es lo que realmente queremos los colombianos en medio de la pandemia?

Por la justicia fiscal en Colombia, ¡FIRMA y COMPARTE esta petición para decir NO al IVA para la canasta familiar! #Pandemia+IVA=HambreMasiva


Esta es una iniciativa con el apoyo de

Plataforma de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo DHESCA

Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento CODHES

Asociación Medio Ambiente y Desarrollo ENDA