Digamos NO al voto consular en Uruguay

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Partiendo de la base que el lugar de nacimiento es un mero accidente en nuestras vidas, y el lugar de residencia es una elección que tomamos por propia voluntad, elevamos a quien corresponda esta petición  que intenta impedir que quienes NO viven en nuestro país influyan en su destino a través del voto – hayan nacido donde hayan nacido - .

El voto es un acto de responsabilidad social y política, que incide únicamente en el lugar donde se emite, y al mismo tiempo es una acción mediante la cual quienes lo emiten definen su destino como sociedad. Por tanto mal podríamos esperar que quienes eligen otra sociedad para hacer su vida, puedan definirnos de qué manera debe ser la nuestra.

Quienes aquí vivimos debemos reivindicar nuestro derecho a definir qué país queremos, hacia dónde queremos que vaya, y de qué manera. Al mismo tiempo debemos exigir se nos respete la dignidad de poder hacerlo solos, por el simple hecho de que sabemos, y podemos hacerlo.

Lo cierto es que nadie niega que los hermanos que debieron - o eligieron- irse del país son tan Uruguayos como los que nos quedamos. Pero: Por qué no vuelven?...Por las razones que sean, no vuelven porque eligen vivir allá, y no acá...Esa elección que toman libremente (absolutamente respetable, y comprensible) los coloca fuera de nuestra sociedad - aunque sabemos que desde los afectos siempre pertenecerán a ella - . El voto no es otra cosa que un acto de incidencia directa en las cuestiones de nuestra comunidad, y somos los integrantes físicos, y reales, de ella los que tenemos la obligación moral de definir como la queremos, y hacia dónde queremos que vaya.

Definir qué tipo de Salud tenemos, qué Educación deben recibir nuestros hijos, que condiciones laborales debemos tener los trabajadores, quién debe resguardar nuestra seguridad, quién debe reparar nuestras calles, quien pone el valor de los impuestos, etc, etc, etc, no puede - ni debe - quedar a la definición de quienes no lo sufren, o lo disfrutan -. A quienes se fueron nadie les niega el derecho de ser Uruguayos, simplemente reivindicamos ante ellos, que no pretendan decirnos como tenemos que vivir nosotros, los que nos quedamos.

Esperamos que se comprenda que no se trata de desamor, o ninguneo alguno, sino de que cada uruguayo tenga la libertad de definir su destino, en base a asumir las consecuencias de sus actos: Elegir vivir en otro país es una acción que debe ser asumida con la pérdida del derecho a incidir en el rumbo de éste país, por parte de quienes tomaron esa opción.



Hoy: Carlos cuenta con tu ayuda

Carlos Arredondo necesita tu ayuda con esta petición «Senado uruguayo: Digamos NO al voto consular en Uruguay». Únete a Carlos y 395 personas que ya han firmado.