Petition Closed

La reciente campaña sobre Joseph Kony, el líder ugandés del Ejercito de Resistencia del Señor acusado por la Corte Penal Internacional (CPI) subraya la existencia de 11 órdenes de arresto sobre presuntos autores de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio relacionados con hechos sucedidos en la República Democrática del Congo, Uganda, Sudán y Libia.

Joseph Kony en Uganda, Bosco Ntaganda en República Democrática del Congo, el Presidente Omar al-Bashir en Sudán y otros fugitivos no son detenidos por los Estados implicados. La actual falta de justicia implica que estos fugitivos tienen libertad para cometer más crímenes y poner a civiles en grave riesgo.

Naciones Unidas tiene un papel fundamental en lograr la detención de estos fugitivos de la Corte Penal Internacional y en la protección de la población civil.

Escribe al Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon pidiéndole que dedique los recursos necesarios para que se garantice la protección de las personas amenazadas y se pueda arrestar a estos fugitivos.

¡Actúa!

Rellena tus datos para que enviemos un mensaje en tu nombre al Secretario General de Naciones Unidas (el mensaje enviado contendrá tu nombre, apellidos y correo electrónico).

Letter to
Secretario General de la Organización de Naciones Unidas Ban Ki-Moon
Sr. Secretario General,


Agradezco los esfuerzos de Naciones Unidas para acabar con los abusos, incluidos contra menores, en la República Democrática del Congo, la República Centroafricana, Sudán del Sur, Sudán y Libia. Apoyo el papel vital de Naciones Unidas en conseguir el arresto de las personas acusadas de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra bajo la jurisdicción de la Corte Penal Internacional.



Pese a ello, estoy profundamente preocupado por el hecho de que civiles sigan estando en grave riesgo.



Naciones Unidas tiene un papel crucial en proporcionar protección y facilitar información sobre la situación de los derechos humanos en estos países. Pese a ello, los recursos limitados de misiones de Naciones Unidas en lugares como República Democrática del Congo y en Sudán del Sur dificultan lograr estos objetivos. Naciones Unidas, a través de sus representantes, debería trabajar con las autoridades regionales y gobiernos para proteger a los y las civiles de los grupos armados, incluido el Ejército de Resistencia del Señor.



Por ello, le solicito que tome medidas urgentes para definir y garantizar los recursos adicionales requeridos por todas las misiones y agencias de Naciones Unidas relevantes en estos estados, de cara a proteger a los y las civiles y garantizarles el apoyo necesario para arrestar a los fugitivos de la Corte Penal Internacional.
----------------

Sinceramente,