¡Apóyanos! Guías y Scouts Chile a favor del Proyecto de Ley de Respeto Callejero

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 2,500!


Suma tu voz ...
El Acoso Callejero en nuestro país es una realidad, y necesitamos que personas como tú nos ayuden a hacer ruido, para detener la violencia contra las niñas, niños y jóvenes de nuestro país.
El tiempo para el silencio ha terminado, ¡estamos construyendo de un susurro a un grito!

¿Por qué debería sumar mi voz?

Tu voz nos ayudará a promulgar cambios para las niñas de todo el mundo, a correr la voz y a realizar estos cambios, porque nos comprometimos a construir un mundo mejor ¡Y eso haremos!

Tu voz significa mucho para nuestra Asociación de Guías y Scouts de Chile.


Necesitamos mostrar a los gobiernos, organizaciones internacionales, agentes del orden público, líderes de la comunidad local y al público en general que existe un movimiento de niñas y niños, a nivel nacional y global que quiere detener el acoso callejero de niñas, niños y jóvenes; pero sobre todo siendo las niñas  y mujeres la población más afectada.


¿Cómo puedo sumar mi voz?

Lee nuestra petición, firma tu nombre y compártela con tus redes.


Guías y Scouts de Chile, hacemos un llamado a los gobiernos, líderes locales de todos los niveles para proteger a las niñas, niños y jóvenes del acoso en nuestras calles.


A velar por su seguridad, y exigir una legislación acorde que nos resguarde, que no espere más, sino que sea una realidad.


Les pedimos que se comprometan con las niñas y las mujeres no solo desarrollando mejoras en las infraestructuras de nuestras calles sino, fundamentalmente, enfocándose en abordar las normas sociales y los estereotipos perjudiciales que llevan al hostigamiento de niñas y mujeres en las calles.


Esto es posible a través de la educación, la sensibilización, la acción comunitaria y más; y como guías y scouts queremos ser agentes claves en este cambio.
Pedimos la criminalización del acoso en las calles y el enjuiciamiento de los perpetradores. Las niñas y las mujeres no pueden sentirse seguras en una cultura donde la impunidad prospera y los perpetradores no son responsables de sus acciones.

Dentro de los Objetivos Mundiales para el Desarrollo Sostenible, en número 5, exige el fin de todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y niñas en todas las esferas públicas y privadas. Es hora de convertir estos compromisos en acción.

Ninguna niña o mujer debe sentirse insegura o sufrir acoso en las calles; porque después de todo, #LasCallesTambiénSonNuestras