Petición Cerrada

Educación ambiental actual, verídica y accesible para los tijuanenses

Esta petición conseguió 5 firmas


Tijuana es una ciudad fronteriza, cuna de creaciones artísticas y refugio de migrantes. A nivel nacional ocupa el tercer lugar con mayor población. En el 2015 Tijuana contaba con poco más de 1,642 millones de habitantes, dando como resultado la generación de 1,200 toneladas de basura a diario, de las cuales solo se recolectaban 800 toneladas. ¿Qué sucedía con el resto de basura?

Actualmente con la llegada masiva de migrantes la cifra de habitantes ha aumentado, así como la producción de desechos y lamentablemente en lo que va del año, la recolección de basura ha tenido grandes inconvenientes en los cuales no podemos intervenir tal cual. Respondiendo a la pregunta anterior, la basura que no se recolecta va a dar de adorno a las calles de Tijuana, terrenos baldíos, tiraderos ilegales o es quemada por los ciudadanos, estas acciones son seudo soluciones momentáneas, la verdad es que la basura no desaparece sólo por dejar de verla.

El exceso de basura no sólo es contaminación visual, sino que también daña el suelo, el agua y el aire. Vivir o comer cerca de cúmulos de basura puede generar enfermedades gastrointestinales, así como problemas respiratorios o erupciones en la piel. Es importante recordar que las lluvias suelen arrastrar los desperdicios tapando las coladeras y creando inundaciones.

¿Qué es lo que hace la ciudadanía respecto a la contaminación? De acuerdo con los resultados de una encuesta realizada por IMERK, el 90% de los ciudadanos se encuentran preocupados por la problemática ambiental, y el 80% de los tijuanenses consideran que la ciudad está claramente contaminada, sin embargo los resultados también arrojaron que es Tijuana la ciudad donde existe mayor compromiso por parte de los ciudadanos, y que 5 de cada 10 contribuye de alguna forma al cuidado del medio, así como que de cada 10 hogares en seis se recicla alguna clase de material.  A pesar de esto son los adultos entre 46 y 65 años –especialmente las mujeres –quienes muestran mayor compromiso.

Cabe mencionar que México en sí, es un país de jóvenes, pero son los adultos quienes están más activos.

Lo que proponemos es que se inicie un movimiento de educación ambiental en el estado que integre a la mayor cantidad de personas posibles, involucrándolos y haciéndolos sentir parte de un gran movimiento ecológico. En México la educación ambiental no es prioridad y no se espera que inicie una asignatura de ecología sólo por esta petición.

-La propuesta es que se abran talleres prácticos de ecología para todo público.
*Que los jóvenes de preparatoria y universidad que tomen los talleres y posteriormente acudan  a escuelas secundarias, primarias o preescolares para difundir la información acrediten horas de servicio social.
*Que las escuelas, en especial preescolares y primarias, siembren diversas plantas con la participación de los alumnos, y que ellos mantengan el seguimiento de estas involucrándose y responsabilizándose con su medio.   
*Otra opción para aquellas personas que deban hacer servicio comunitario sea asistir a los talleres y crear huertos urbanos.
*Que todas las empresas estén obligadas a adoptar un área verde, e invitar a sus empleados a dichos talleres.


Estos talleres prácticos deberán acercar a los ciudadanos a la realidad del medio que habitan, otorgándoles conocimiento y por ende responsabilidad. Cuando los niños conocen educan a sus mayores, es por eso que estos talleres han de tener un peso mayor en los niños y jóvenes.

Los talleres se llevarán a cabo en instituciones educativas, empresariales o de gobierno, para abarcar a una mayor cantidad de personas en distintas colonias, además aquellos que completen el taller pueden ser voluntarios para impartirlo en otras localidades.

Entre las temáticas de los talleres estarán: la contaminación en general, sus divisiones, causas, consecuencias, materiales dañinos. Maneras de combatir la contaminación, reciclaje, separación de basura, compras inteligentes y reforestación.

En Tijuana existen distintos centros de recolección de materiales que pueden ser reciclados –a excepción del vidrio-, si se les muestra esta nueva opción a los ciudadanos la cantidad de basura se reducirá, por lo que los camiones podrán pasar a más colonias y los ciudadanos obtendrán un pequeño ingreso extra.

Para disminuir la basura en la ciudad la educación no basta, pero es necesario iniciar con algo. Una persona de manera individual no hace ningún cambio, mil personas lo hacen.



Hoy: Rosa Elizabeth cuenta con tu ayuda

Rosa Elizabeth Campos Pacheco necesita tu ayuda con esta petición «Secretaría de protección : Educación ambiental actual, verídica y accesible para los tijuanenses». Súmate a Rosa Elizabeth y 4 persona que han firmado hoy.