Petition Closed
Petitioning secretaria.gabineteministro@mjusticia.es and 2 others

Señor Ministro: NO a la cadena perpetua


El Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado que el Gobierno está estudiando la posible instauración en España de la prisión permanente revisable, la cadena perpetua. Esta reforma se aplicaría para delitos que hayan causado una “gran alarma social”. Por tanto, el señor Gallardón está reconociendo expresamente que la misma obedecería a la presión popular que se produce en determinados crímenes especialmente mediáticos, sin que detrás haya realmente ningún argumento serio de política penal que justifique la conveniencia de la medida. La implantación de la cadena perpetua se hace bajo el argumento que el aumento de las penas previene futuros crímenes, un argumento que es popular pero no es cierto. La eficacia de estas medidas es escasa: si atendemos a los datos, podemos comprobar fácilmente como la tasa de criminalidad en España es más baja que en otros países europeos que han optado por imponer penas de cadena perpetua. Además, su implantación tiende a agravar muchos otros problemas que ya existen, como el hacinamiento carcelario. Y no podemos olvidar que esta reforma ignora los principios y derechos más básicos de nuestra Constitución: no persigue la reinserción social del delincuente, y atentaría directamente contra la dignidad humana (art. 10 CE), la promoción de la igualdad real y efectiva (art. 9.2 CE) y la prohibición de tratos inhumanos y degradantes (art. 15 CE). Por todas estas razones, te pido que firmes ahora esta petición y exijas al Ministro de Justicia que ponga freno a esta reforma penal populista. Ayúdame a generar una ola de indignación que fuerce al Gobierno a rectificar.
Letter to
secretaria.gabineteministro@mjusticia.es
prensa@mjusticia.es
Ministro de Justicia
Estimado señor Gallardón:

Hemos tenido conocimiento de su Gobierno está valorando la implantación en España de la cadena perpetua revisable.

Como ciudadanos concienciados e informados, creemos que esta reforma obedece a la presión popular que se produce en determinados crímenes especialmente mediáticos, sin que detrás de la misma haya realmente ningún argumento serio de política penal sobre que justifique la conveniencia de la medida.

La implantación de la cadena perpetua revisable atiende únicamente a un punitivismo que cree que la única solución a la criminalidad es el aumento de las penas. Estas medidas suelen ser populares, pero su eficacia es escasa: si atendemos a los datos, podemos comprobar fácilmente como la tasa de criminalidad en España es más baja que en otros países europeos que han optado por implantar penas de cadena perpetua. Además, la implantación de esta medida tiende a agravar muchos otros problemas, como el hacinamiento carcelario.

Y no podemos olvidar que esta reforma ignora los principios y derechos más básicos de nuestra Constitución: no persigue la reinserción social del delincuente, y atentaría directamente contra la dignidad humana (art. 10 CE), la promoción de la igualdad real y efectiva (art. 9.2) y la proscripción de tratos inhumanos y degradantes (art. 15 CE).

Por todas estas razones, le rogamos que rectifique y no lleve adelante esta reforma penal que en nada ayudará al descenso de la criminalidad de nuestro país.

Atentamente,