#LaLonjaNoSeToca

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


En los últimos días la consejera de Cultura del Ayuntamiento ha llenado la prensa con la propuesta de que Zaragoza quiere ser un gran polo de atracción entorno a la figura de Francisco de Goya, para lo que La Lonja se convertiría en un nuevo espacio museístico dedicado a la figura, obra y vida del pintor aragonés. Según sus propias palabras: “donde se incluya obra original, obra no pictórica, contenidos expositivos gracias a las nuevas tecnologías, recreaciones virtuales y experiencias inmersivas digitales. Para ello habrá una primera dotación presupuestaria en 2021 para desarrollar el proyecto museístico".

Según la definición vigente del ICOM  sobre lo que es un museo: “es una institución sin fines lucrativos, permanente, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público, que adquiere, conserva, investiga, comunica y expone el patrimonio material e inmaterial de la humanidad y su medio ambiente con fines de educación, estudio y recreo.” https://icom.museum/es/recursos/normas-y-directrices/definicion-del-museo/ Esto choca radicalmente con la idea de un museo “con recreaciones virtuales” sin departamentos de conservación e investigación, patas fundamentales en la razón de ser de un museo.

La Lonja no reúne las condiciones para convertirla en un museo. Debe seguir manteniendo su uso, como referente cultural de esta tierra, con una programación de calidad y dando cabida al público conocimiento de la obra de los mejores artistas visuales de Aragón. Nos oponemos al gasto innecesario de una partida en los presupuestos de Zaragoza para el proyecto de conversión de la Lonja en un museo de Goya y exigimos que ese dinero vaya dirigido a apoyar a los artistas zaragozanos, emergentes o consagrados, que están pasando por un momento de grandes dificultades derivado de la pandemia del COVID.

Es un referente para el arte contemporáneo aragonés, tan falto, por otro lado, de una instalación museística permanente. Para todo artista visual de esta tierra colgar su obra de la Lonja es un hito en su carrera, el gran escaparate de arte actual de Zaragoza. En los últimos años hemos podido ver espléndidas exposiciones de Ricardo Calero y Gervasio Sanchez, Rafael Navarro, Santiago Jimeno, Fernando Navarro, Jorge Gay, Pepe Cerdá, José Luis Cano, Eduardo Laborda, Iris Lázaro, Julia Dorado, Santiago Arranz, Sergio Abraín, Ignacio Fortún, Eduardo Salavera, Enrique Larroy o, Carmelo Ramos Rebullida, algunos de ellos Premio Aragón – Goya.

Según la propia web del Ayuntamiento www.zaragoza.es/ciudad/museos/es/salas/lonja.htm “La Lonja, por sus características, emplazamiento y ya consolidada trayectoria, viene siendo considerada la primera y principal sala de exposiciones de Aragón, como consecuencia de lo cual es permanente  espacio de referencia para acoger los más destacados y ambiciosos proyectos expositivos de carácter público que se realizan en nuestra Comunidad […] la programación se ha venido caracterizando por la presencia de grandes muestras de carácter histórico […] (El Settecento Veneciano, El oro de América. Tesoros precolombinos de Costa Rica; Egipto milenario; Hispania. El legado de Roma; Los mayas; Bhután; Una mirada al siglo XX en Aragón; La Ilustración y el proyecto liberal; Tuareg; El teatro romano. La puesta en escena; Siete mil años de arte persa; África. La figura imaginada; Tesoros del Museo Nacional de Escultura) junto a monográficas de grandes figuras del arte universal clásico (Goya y Auguste Rodin) o contemporáneo (Gargallo, Tàpies, Genovés, Condoy, Aguayo, Zuloaga, Pablo Serrano, Ibarrola, Broto, Miró, Picasso, Lagunas, Orús, Luis Berdejo, Fernando Botero, Arnaldo Pomodoro, Chillida) y un importante número de exposiciones colectivas dedicadas a ofrecer diferentes visiones […], del arte de nuestro tiempo en sus diversas disciplinas y especialidades”.

Por todo ello, porque La Lonja es el mejor escaparate del Arte contemporáneo aragonés y un referente en grandes exposiciones, porque no es viable un museo sin contenido y porque más vale que dediquen esa partida presupuestaria a ayudar a los artistas que a proyectar un museo fantasma, #LaLonjaNoSeToca.