NO a la destrucción y contaminación del sitio arqueológico de TACUSCALCO-NAHUILINGO

Cuando hayas cortado el último árbol, contaminado el último rio y pescado el último pez, te darás cuenta que el dinero no se come. Cuidemos nuestros patrimonios culrurales y nuestro país.

Glenda Sans, El Salvador
3 years ago
Shared on Facebook
Tweet