Please Reopen Our Public School / Pedimos Reabrir Nuestras Escuelas Publica

Please Reopen Our Public School / Pedimos Reabrir Nuestras Escuelas Publica

0 have signed. Let’s get to 200!
At 200 signatures, this petition is more likely to be featured in recommendations!
Flynn Parents for Reopening Our Public School (FlynnPROPS) started this petition to San Francisco Unified School District

[Traducción al español se provee a continuación]

Dear Members of the San Francisco Board of Education, Superintendent Dr. Vincent Matthews, the United Educators of San Francisco, and Principal Woods,

We the undersigned are writing to advocate that San Francisco public schools, including our school, Leonard R. Flynn Elementary, be reopened in a timely and safe manner. The ongoing closure of our schools is creating irreparable harm to our children who are experiencing sustained learning losses and a lack of critical social interaction. It is also creating substantial harm to our community by creating untenable working environments for parents. We are growing increasingly concerned that the school district does not have a transparent plan to ensure reopening, and that the future viability of our schools is at stake. SFUSD has already lost roughly 10% of its enrollment, and stands to lose even more students if there is not confidence that it will open on time for the 2021-2022 school year. Prospective students are in the midst of choosing schools for next fall, yet there is no assurance that the schools will open for in-person learning in the fall, let alone this semester. A large number of families may abandon SFUSD without confidence that schools will open in the fall, at the latest. This is an existential threat to our school and to the public school system as a whole. 

We deeply value our teachers and their safety and understand and empathize with the fears that some teachers have about returning to in-person learning. The San Francisco Department of Public Health (SFDPH) and the California Department of Public Health (CDPH), two of the world’s leading public health departments, have both concluded that there is a path to safely reopen our schools even when COVID-19 is still circulating in the community. As part of their COVID responses, SFDPH and CDPH have produced guidance documents for safely reopening our schools. These guidelines are based on science and are rooted in equity.

Public health decision-making necessarily requires complex risk assessments. None of us—parents, administrators, teachers, or elected officials--are qualified or capable of making these assessments on behalf of the entire community, which is why we delegate this task to public health professionals. During this extraordinary pandemic, we are all obligated to follow their lead, not second-guess it. SFDPH and CDPH have based their guidance on all available data that demonstrates that infection rates for children in schools that have reopened are low among both students and staff. Transmission rates among and by children, especially our youngest children, are similarly low to negligible. With prevention measures in place such as cohorting, distancing, masking, and symptom screening, schools can mitigate the risks of these already low numbers, which we have seen happen in independent schools and preschools throughout San Francisco. San Francisco’s Department of Recreation and Parks, Department of Children, Youth, and Families, and dozens of non-profit partners have supported and maintained learning hubs and camps across the city in which students are studying much the same way they would be in classrooms—distanced, with masks on. If these learning environments are acceptable and safe for our most vulnerable students and their teachers, then they should also be acceptable for the general school population. 

As an elementary school, Leonard Flynn serves the youngest schoolchildren, including TK. The risk of serious morbidity from COVID-19 in this population is low, and they stand to benefit the most from returning to in-person learning. The students are already organized into cohorts and remain with the same teacher all day, and transmission rates among these young students is the lowest. We recognize that individual families may have specific circumstances that make in-school learning inappropriate for them. They can and must be given the option of remote learning, just as teachers who do not wish to or cannot return to in-person teaching should be accommodated. But this should not prevent the majority of parents, students, and teachers who would like to return to in-person learning from forging a path forward together safely with the school. 

While the risk for infection is extremely low with protective measures in place, the deleterious impact on our community is undeniable. Children are becoming increasingly detached from their learning, studying from a screen for almost an entire year. Distance learning has a ripple effect for our most vulnerable families, impacting future literacy rates, obesity, depression, and more. Families struggling with work obligations are being thrust into the role of impromptu homeschool teacher. At Flynn, we have a large proportion of English language learners; our ELAC community has made it clear that English language development and ensuring students will be able to re-certify is a critical priority. The harms of distance learning on our youngest English language learners, and the impacts on their future educational ability and lives, is severe. As parents, it is heartbreaking to imagine all the lost opportunities, friendships, social interaction, and intellectual advancement. We are witnessing a widening socio-economic division where independent, parochial and charter schools are continuing to serve their students, whereas the ongoing closure of public schools has disproportionately affected low-income students, widening an already deep chasm between learning experiences. 

We ask that everybody involved in public education in San Francisco commit to acting on behalf of the greater good. That means following the guidance issued by our public health professionals. We also ask for more transparency regarding the steps the school has been taking to ensure for a safe reopening. What are the steps required to get our school site ready for in-person learning? Are there physical improvements required and supplies to be ordered? Can parents help in any way? If the building itself poses a significant obstacle for reopening, what steps have been taken to prepare alternative sites, including the use of the outdoor school grounds and nearby areas like Precita Park? What are the specific conflicts between SFUSD and the unions that are serving as roadblocks to reopening the schools? We require clear answers to these questions in order to have confidence the school is taking the necessary steps to ensure reopening at the earliest possible date. 

Therefore, we ask that the Board of Education, Superintendent Matthews, and the United Educators of San Francisco take the steps needed to provide the SFUSD community with the confidence that our schools will open in a timely manner. That includes transparent and timely communications to our school communities of your progress. Of Principal Woods and Dr. Matthews, we ask for clear and detailed information about the steps required for Flynn Elementary to reopen, including bi-weekly status updates from Principal Woods informed by timely and transparent information provided by the district. 

To be clear, we fear that continued inaction will cause significant, long-lasting harm to San Francisco’s children, including our own, as well as potentially fatal harm to Flynn Elementary and our public school system as a whole. 

Thank you in advance for your time and attention,

Flynn Parents for Reopening Our Public School (FlynnPROPS)

-----

[En español:]

Estimados miembros del Consejo de Educación en San Francisco, Principal Dr. Vincent Matthews, del Sindicato de Educadores of San Francisco y Director Woods,

Los abajo firmantes, nos dirigimos a Uds. como autoridades de la Educación de San Francisco y de nuestra escuela elemental, Leonard R. Flynn, con el fin de promover y abogar por la moción para que las escuelas públicas se abran a corto plazo, de manera presencial y altamente segura. El continuo cierre de nuestras escuelas, están causando un daño irreparable en nuestros niños, quienes no solo están experimentando pérdidas en su formación académica sino también, ausencia crítica de interacción social, las cuales, son esenciales para su desarrollo integral. Esto en sí, también está dañando a nuestra comunidad, debido a que está limitando la capacidad laboral de los padres de familia, quienes usualmente mantienen a su grupo familiar con el fruto de su trabajo. Nosotros, los padres de familia, estamos muy preocupados porque el Distrito de Educación no ha presentado un plan transparente y definitivo que establezca los parámetros relacionados a la reapertura de las aulas, lo cual pone en tela de juicio el futuro y viabilidad de nuestras escuelas. SFUSD actualmente ha perdido 10% de sus inscripciones y es de esperarse que este porcentaje de pérdida de sus alumnos se incremente, si no existe la seguridad de que las escuelas se abran a tiempo, para iniciar el periodo escolar 2021-2022. Los probables estudiantes de nuestras escuelas, están ahora en el proceso de seleccionar la escuela para el próximo periodo escolar que comienza en el otoño, a pesar de la incertidumbre de que dichas escuelas estarán o no, operando regularmente para ese entonces, o en la totalidad del semestre. Siendo así, un número substancial de familias abandonarán SFUSD por la inseguridad de que la escuela que han seleccionado, estará abierta para el otoño a más tardar. Esto constituye una amenaza para la existencia de nuestra escuela Elemental Flynn y el sistema de educación pública como un todo.

Asimismo, queremos establecer que, apreciamos profundamente el valor de nuestros maestros y su seguridad personal. Los comprendemos y empatizamos con ellos ante la alternativa a la cual se enfrentan, acerca de retornar al aula para la enseñanza presencial o continuar con la enseñanza virtual de sus alumnos. El Departamento de Salud Pública de San Francisco (SFDPH) y el Departamento de Salud Pública de California(CDPH), dos de los más renombrados departamentos de Salud de la Nación, han concluido conjuntamente que, hay una forma o camino para reabrir las escuelas de una manera segura, inclusive cuando el COVID-19 siga circulando dentro de la comunidad. Como parte de las acciones de respuesta del SFDPH y el CDPH, han producido documentación y guías de seguridad orientadas a reabrir las escuelas de una manera confiable y segura. Estas recomendaciones están basadas en hallazgos científicos y muy arraigados en igualdad social. 

Las decisiones relacionadas con la salud pública, requieren una evaluación muy compleja de las implicaciones de riesgo. Ninguno de nosotros: padres de familia, administradores, maestros y oficiales electos están capacitados o calificados para hacer estas evaluaciones en nombre de la comunidad, y es por ello que delegamos estas decisiones a los profesionales de salud pública.

Durante esta inusitada pandemia, estamos obligados a seguir sus instrucciones, sin duda alguna. El SFDPH y el CDPH han basado su guía y curso de acción, en datos válidos. Se han demostrado que el porcentaje de infección entre los niños de las escuelas que han sido reabiertas son muy bajos entre los mismos alumnos y sus maestros. La tasa de transmisión entre unos niños y otros, especialmente entre los de menor edad, son igualmente inapreciables. Con medidas de prevención en lugares de reunión espontánea, guardando distancia, usando máscaras tapaboca y escaneo cuando se detectan síntomas, las escuelas pueden mitigar los riesgos de contagio aún más, que el bajo número que se ha determinado y observado en los colegios de párvulos y elementales que son privados e independientes en el área de San Francisco. El Departamento de Parques Recreacionales, el Departamento de Niños, Jóvenes y Familias de San Francisco, así como docenas de Asociaciones no-lucrativas han apoyado y mantenido centros y campos de actividades formativas a través de la ciudad. En ellos, los alumnos se conducen como si estuvieran en un aula presencial con distanciamiento y máscaras tapaboca puestas. etc. Si estos ambientes educativos son aceptables y seguros, para los estudiantes más vulnerables y sus maestros, entonces deberían ser igualmente aceptables para la población estudiantil en general.

Una escuela de primaria como Leonard Flynn, sirve a estudiantes de temprana edad, incluyendo párvulos y kindergarten. Los serios riesgos de mortandad infantil debida al COVID-19 es muy baja y es por ello que nuestra escuela propone el retorno de la enseñanza presencial por los beneficios que representa. Los alumnos estarían organizados en pequeños grupos y permanecerán con el mismo maestro en la totalidad de la jornada escolar, permitiendo de esta manera, que el contagio sea aún mucho menor. Asimismo, reconocemos que ciertas familias tendrán circunstancias específicas, por lo cual la enseñanza presencial sería inadecuada para ellos. Sugerimos que ellos podrían y deberían tener la opción de la enseñanza virtual como alternativa, de la misma manera que algunos  maestros, que no deseen retornar a las aulas para la enseñanza presencial, podrían optar por el sistema virtual autorizado. Esto no deberá evitar que la mayoría de padres, estudiantes y maestros, quienes proponen seguir adelante con el retorno a la enseñanza presencial, trabajando de manera conjunta para alcanzar un método seguro para la escuela.

Mientras que el nivel de contagio sea extremadamente bajo, debido a las medidas protectoras que se pongan en acción, es obvio que el impacto nocivo que la falta de estas alternativas presenta a nuestra comunidad. Los niños están perdiendo interés en el aprendizaje, debido a que están tomando clases a través de un monitor exclusivamente, durante todo el año escolar. Esto tiene mayor impacto en las familias de escasos recursos, teniendo efectos contraproducentes en el futuro del conocimiento práctico y académico, además de altos porcentajes de obesidad, depresión y muchas otras cosas más. Las familias están en una constante lucha por satisfacer sus obligaciones de trabajo, al mismo tiempo que han sido empujadas sin reflexión, dentro del oficio de ser maestro en casa y mantener a la familia. En Flynn, tenemos una gran cantidad de estudiantes que están aprendiendo el inglés. Nuestra comunidad ELAC, ha sido clara en establecer el desarrollo del idioma Inglés y asegurar que dichos estudiantes sean certificados como actuales parlantes de inglés, lo cual es una prioridad para ellos y para nosotros. Los efectos dañinos del aprendizaje a larga distancia en nuestros alumnos, especialmente los más jóvenes del Programa de Aprendizaje en Inglés, son severos. Para los padres, es doloroso imaginar la pérdida de oportunidades para sus hijos, la pérdida de sus amigos y la interacción social, así como su avance intelectual. Estamos siendo testigos, dentro de este contexto, de una ampliación de la división socio-económica, en cuanto a que colegios independientes, parroquiales y semiautónomas continúan sirviendo a sus estudiantes, mientras que continúa  la clausura indefinida de las escuelas públicas, lo que está afectado desproporcionadamente a los estudiantes de bajos recursos, reafirmando la brecha profunda existente entre las dos experiencias educacionales.

De esta manera, nosotros estamos pidiendo a todas las personas involucradas en la Educación Pública de San Francisco a comprometerse a actuar en nombre del bien común. Eso significa seguir la guía emitida por nuestros profesionales de Salud Pública. Asimismo estamos requiriendo más transparencia en relación a los pasos que la escuela Flynn ha estado tomando para asegurar un a re-apertura segura; ¿Cuáles son los pasos requeridos para preparar a nuestra escuela para la enseñanza presencial?, ¿Se requieren mejoras físicas del ambiente?, ¿Deberán ordenarse suministros?, ¿Pueden ayudar de alguna forma los padres de familia? Si el edificio en sí, presenta un obstáculo significativo para la reapertura: ¿Qué medidas alternativas deberán tomarse para preparar un local diferente al nuestro, incluyendo espacios al aire libre, como por ejemplo Precita Park? ¿Cuáles son los conflictos específicos entre SFUSD y el Sindicato de Maestros que están bloqueando las reapertura de las Escuelas Públicas?. Estamos requiriendo también, a través de la presente solicitud, respuestas claras a estas preguntas para establecer la confianza de que nuestra escuela Flynn, está dando los pasos necesarios y requeridos para una re-apertura segura, en una fecha tan pronta como sea posible.

Asimismo, pedimos al Consejo de Educación en San Francisco, Superintendente Dr. Vincent Matthews, y el Sindicato de Educadores de San Francisco, que tomen las medidas necesarias para proveer a la comunidad de SFUSD la seguridad de que nuestras escuelas abrirán sus puertas en un tiempo definido. Lo cual incluye, la comunicación transparente y oportuna de su progreso a la comunidad de nuestras escuelas. Del Director Woods y  del Superintendente Dr. Matthews, de quienes requerimos una información clara y detallada de los pasos obligados que la Escuela Elemental Flynn tiene que instaurar para su reapertura, incluyendo actualizaciones quincenales del  Director Woods, proveídas por el Distrito.

Nos preocupa la continua inacción del Distrito de Educación que está causando significativos daños de larga duración a los niños de San Francisco, incluyendo los nuestros. Potencialmente, también está dañando irrevocablemente a la Escuela Elemental Flynn y al sistema de Educación Pública en su totalidad.

Gracias de antemano por su tiempo y atención,

Padres de Flynn por Reabrir Nuestra Escuela Pública

0 have signed. Let’s get to 200!
At 200 signatures, this petition is more likely to be featured in recommendations!