Salvemos las Islas Mauricio de este desastre petrolífero

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500.000!


Las Islas Mauricio albergan ecosistemas marinos y terrestres realmente espectaculares y únicos en el planeta, como el parque marino Blue Bay y sus corales milenarios. 

El pasado 25 de Julio, el cargo japonés MV Wakashio se desvió de la ruta establecida internacionalmente, encallando en el arrecife de coral de la isla, lo que provocó una gran grieta en el casco de embarcación.

El barco contenía más de 3.800 toneladas métricas de combustible, de los cuales más de 1000 se han filtrado al agua de uno de las lagunas más bonitas y ricas de la isla, tras más de dos semanas con la nave varada en el arrecife ante la impasividad de las autoridades del país. El barco terminó por partirse en dos hace unos días, exponiendo la vida marina de este ecosistema a aún más elementos nocivos.

Yo soy uno de los miles de vecinos que llevan semanas luchando día y noche tratando de paliar el daño que este barco está causando a nuestro ecosistema y a nuestras vidas diarias.

Exigimos a los gobiernos de Islas Mauricio y al de Japón que se coordinen y actúen inmediatamente para detener este desastre natural y salvar nuestro paraíso de la destrucción.

El alcance de la contaminación provocada por los residuos y su efecto a largo plazo deben ser monitorizados desde ya para poder adelantar las consecuencias que podrían causar en la laguna.  Ya son cuatro los preciosos ecosistemas en la Laguna de Mahebourg, incluidos sitios como Ramsar y otros humedales de reconocimiento internacional, que han sufrido daños biológicos y químicos:

  • El parque marino Blue Bay, mundialmente conocido, hogar de algunas especies únicas de coral milenarias, zona de tránsito para las tortugas marinas y hábitat de algunas especies de peces muy especiales. Además se encuentra muy cerca de Pointe D'esny, un manglar de 22 hectáreas que también estaría en peligro.
  • La mágica isleta "Île aux Aigrettes", una de las reservas naturales más prominentes del Océano Índico que alberga algunas de las especies animales más peculiares del planeta, además de ser el ecosistema de árboles endémicas, como la Calvaria, conocida como árbol del Dodo, o la planta del Dragón, que ya llevan años en peligro de extinción y habían sido conservadas de forma muy cuidadosa hasta la fecha
  • Toda la Laguna en sí corre un grave peligro. Después de varios años en unas condiciones que no eran las óptimas había sido rehabilitada y volvía a estar repleta de especies animales y corales. Todo este avance está amenazado, es una batalla contrarreloj para retirar todo el combustible antes de que empiece la reproducción de los corales.

Los ecosistemas naturales no son los únicos que están sufriendo las consecuencias de este catastrófico derrame. Muchas de las personas que residen en la costa dependen de la laguna para sobrevivir y sufrirán las consecuencias de la contaminación durante años. 

Artesanos, buceadores, pescadores o vendedores de piña no podrán salir adelante sin una limpieza del lago que les permita tener suficientes recursos para poder mantener a sus familias, en una zona donde la desigualdad económica y la pobreza se han expandido y que ya ha sido duramente golpeada por la pandemia. No podemos permitir que se queden atrás.

¿Por qué navegaba el barco tan cerca de los arrecifes?, ¿por qué las empresas japonesas implicadas, Nagashiki Shipping y Mitsui OSK Lines, se han esforzado tan poco desde que el barco encalló?, ¿tienen pensado ayudar de alguna manera a la gente y el ecosistema afectados por el vertido de sus residuos?

Los voluntarios nos estamos dejando la piel para intentar solucionar este desastre, pero no es suficiente. Necesitamos hacernos oír y unir nuestras voces para ser más poderosos juntos. 

Únete a nosotros pedirle a los gobiernos de Japón y Mauricio una respuesta rápida para limpiar todos los líquidos vertidos, con el despliegue necesario de medios para asegurar que las comunidades ya de por sí marginales no asuman las consecuencias de este desastre, además de una investigación independiente que descubra qué ha pasado para que el barco se quedara varado semanas en el arrecife. Esta ruta marítima debe cortarse, si no pueden respetar nuestro ecosistema no deben utilizarlo.

Gracias por tu apoyo, firma y comparte esta petición para hacer un llamamiento a la justicia y poder rescatar nuestro paraíso natural del desastre antes de que sea demasiado tarde.