Decision Maker Response

Diego Santilli’s response

Oct 31, 2018 — Hola a todos, en relación a esta petición quiero contarles que desde la Ciudad estamos convencidos que, gracias a los Juegos Olímpicos, hoy los porteños estamos a la altura de las mejores ciudades del mundo en infraestructura deportiva. Por primera vez, Buenos Aires fue anfitriona de uno de los eventos más relevantes del deporte y lo más importante de estos Juegos es el legado que nos dejan: nuevos espacios verdes, centros de entrenamiento de primer nivel y los departamentos del Barrio Olímpico donde miles de vecinos van a cumplir el sueño de la casa propia.

La Villa Olímpica y el Parque Olímpico son dos de las impresionantes instalaciones deportivas donde nuestros atletas nos demostraron que tienen un enorme potencial y profesionalismo. Y para acompañarlos sabemos que su lugar de entrenamiento y de desarrollo tienen que ser de primer nivel.

Hoy el Parque Olímpico cuenta con cuatro pabellones polideportivos, un pabellón de gimnasia, pistas de atletismo, canchas de hockey y la joya deportiva que es la Pileta Olímpica. Y, ahora que terminaron los Juegos, le vamos a sumar una cancha de fútbol para que entrenen Los Murciélagos, nuevas canchas de squash y una cancha de frontón.

Además vamos a construir un hotel para que los atletas puedan descansar o quedarse a dormir y vamos a trasladar la Escuela de Educación Media N° 3 para que los deportistas, además de su entrenamiento y desarrollo deportivo, puedan finalizar su educación secundaria.

Y también vamos a trasladar al Parque Sarmiento el Instituto Superior de Educación Física del CENARD, Dr. Enrique Romero Brest, sumando nuevos y mejores espacios, como por ejemplo una pileta cubierta.

El nuevo CENARD va a contar con 30 hectáreas ¡tres veces más grande que el actual! y va a estar en el sur de la Ciudad, una zona que, con los Juegos Olímpicos, el Barrio Olímpico, el nuevo Puente Olímpico Ribera Sur y el Autódromo no para de crecer. Y nos llena de orgullo saber que gracias a esta iniciativa vamos a darle más vida y movimiento a Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo, para seguir potenciando todos los barrios de Buenos Aires.

La mudanza va a empezar cuando estas obras estén terminadas.

La buena noticia es que Buenos Aires 2018 nos deja un legado enorme que está transformando la Ciudad para siempre. Y nos pone muy felices que nuestros deportistas tengan un espacio de primer nivel para prepararse y representar a nuestro país como lo hicieron en estos Juegos.

Un abrazo,

Diego.