Victoria confirmada

Salvemos el Café Gijón #salvemoselGijon

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 630 firmas!


El Café Gijón, referente de la cultura madrileña y española, podría bajar las persianas en los próximos días tras más de cien años de tradición, dado que una de sus principales señas de identidad, su privilegiada terraza, podría cambiar de dueño en cuestión de días. "Lo que está pasando es algo que nadie llegamos a tener muy claro porque la terraza del café siempre ha sido un apéndice de éste desde que se fundó en 1888. Ha habido un cambio en la modalidad a la hora de hacer las concesiones de la explotación de la terraza, si se hacía siempre bajo subasta, ahora ha sido a sobre cerrado", ha explicado José Bárcena, camarero y relaciones públicas del café desde 1974. Bárcena afirma que si el emblemático café pierde la terraza la dirección perdería mucha solvencia económica y se vería obligada a cerrar el local. "Ahora mismo con la Ley Antitabaco y con lo que es la facturación de la empresa, la dirección se ve ante un momento delicado, tanto que hablan de venderlo y yo tengo el corazón en un pulso constante porque si se queda Madrid sin el Café Gijón sería imperdonable", ha lamentado. En el interior del bar se han reunido, como es habitual, Antonio Granados Valdéz, y Juan José Arnedo, dos reconocidos escritores que han compartido tertulias con poetas y artistas como José María Cela, Federico García Lorca, Gerardo Diego, y Fernando Fernán Gómez, entre otros. Granados, de 95 años de edad, llegó a escribir un libro sobre el Café en el que relata la trascendencia del restaurante como lugar de encuentro entre la élite intelectual de Madrid. "Yo vivía en Gijón y vine a la tertulia de un grupo de poetas. Me parece absurdo que no se tenga en cuenta lo que ha aportado este café a la cultura madrileña y a España también y que le vayan a quitar una terraza para dársela a un señor que ni siquiera habrá pasado por aquí para nada. Ésta es como si fuera nuestra segunda casa, aquí hacemos nuestras tertulias y cuando llega el verano nos pasamos a la terraza, así que me parece un atropello increíble no tener en cuenta esa tradición", ha espetado Granados Valdéz. Juan José Arnedo, viudo de Elena Soriano, ha explicado por su parte que la primera vez que comió en Madrid fue en la terraza de Café Gijón en 1925. A su juicio, se trata de una "institución" en sí misma y atentar contra ella es atentar contra algo "sano e importante" como es, a su juicio, la permanencia de la cultura en la ciudad madrileña. Si también crees que es inadmisible que un símbolo de la cultura madrileña y uno de los pocos cafés clásicos que resisten en nuestra ciudad vaya a desaparecer, firma ahora esta petición dirigida a Ana Botella para que tome las medidas oportunas encaminadas a garantizar la conservación de su tradicional terraza por parte del café Gijón y la declaración del mismo como Patrimonio Cultural de Madrid.



Hoy: Á cuenta con tu ayuda

Á G necesita tu ayuda con esta petición «Salvemos el Café Gijón #salvemoselGijon». Únete a Á y 629 personas que ya han firmado.