Dispositivos para personas con movilidad reducida reales

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


PROPONGO QUE LOS DISPOSITIVOS DE ACCESO PARA P.R.M. SEAN PARA P.R.M., que pueden ser personas muy mayores (valientes i admirables), personas con bastón, muletas, niños que aún no andan y van en carrito... NO SÓLO PERSONAS EN SILLA DE RUEDAS. ¿POR QUÉ? La situación actual es la siguiente:

Ahora mismo lo que separa a mis padres de su nieto es el uso  de una rampa o dispositivo de acceso al autobús para Personas con Movilidad Reducida, que para Sagalés éstas sólo pueden ir en silla de ruedas, si no que suban por la escalera como todos (mi padre es uno, y todas las personas que veo subir con bastón...)

Sagalés tiene una flota muy grande de autobuses y tiene la concesión de numerosas conexiones interurbanas en Cataluña.

1º- Estoy a mitad de un embarazo de riesgo y tengo que hacer reposo relativo prescrito por médicos, con lo cual puedo salir y no tengo que depender de nadie a no ser que tenga que hacer un esfuerzo muy grande. Pero tengo un niño muy pequeño que todavía va en carrito (no puedo llevar coche sola con él porque no puedo cargarlo) y a veces no tengo con quien dejarlo cuando tengo que asistir a mis médicos de Barcelona, o puedo querer que sus abuelos le vean, ya que son de la ciudad.

Dicho por la empresa de autobuses por escrito en los correos que me respondieron: aunque sea una excepción, no están dispuestos a bajarme la rampa, y si hay una entrada donde el carro no quepa, el niño tiene que subir conmigo y el carro se quedaría en la bodega (esa opción no es ninguna para mi porque puede darme golpes nada saludables para los bebés que llevo dentro) ¿En un coche tienen que ir completamente atados y en el bus se supone que tienen que ir en brazos, cuando no están quietos? ¿Y cómo nos protegemos y les protegemos de una brusquedad que no siempre tiene por qué ser culpa del/la conductor/a?

Qué podemos esperar cuando, para ser un bus interurbano con tantos pasajeros diarios, además de no llevar cinturones en los asientos en algunos vehículos, porque la normativa de la DGT lo permite (bastante discutible si hubiera un accidente), muchos tienen unos cinturones que cuestan bastante de acomodar y abrochar, hay que hacer mucha fuerza y a veces hay que desistir. Además permite viajeros de pie entre poblaciones y por en medio de la autopista, especialmente en hora punta.

3º En los correos de consulta que envié a la misma compañía también pregunto por mi padre: que si yo no puedo ir a verlo y llevarle a su nieto por el motivo que antes expongo, él no puede venir a vernos donde vivimos porque lleva bastón y sufre ciertas patologías que en la subida o bajada de unas escaleras pueden hacerle caer. Es una persona con movilidad muy reducida que, dicho por el servicio de calidad de Sagalés, no puede optar a utilizar la rampa porque "afortunadamente" todavía no va en silla de ruedas. Aún así, necesita más ayuda que la del bastón cuando sube o baja unas escaleras.

4º- Me quejo, porque me parece indignante que una persona convencida como yo de que el transporte privado no es bueno porque contamina, pudiendo usar uno público, no pueda hacerlo porque tiene hijos. El estado quiere fomentar la natalidad pero no nos permiten una movilidad segura, y nos vemos obligados a coger el transporte privado cuando se quiere fomentar lo contrario.

5º- En las últimas semanas y con la demora de respuesta por parte de dicha empresa me he visto obligada a dejar a mi hijo siempre en casa, menos mal que tengo alguna persona de confianza que se puede hacer cargo, para poder ir tranquila al médico y no tener que pasar nervios por si alguien va a poder subir el carrito al bus.

¿Consecuencias? Si mi marido no puede o tenemos más compromisos en fin de semana, durante la semana, mi vida se reduce a pasear por el pueblo sin poder llevar al pequeño al parque y sin que vea a sus abuelos.

 

 

 



Hoy: Lídia cuenta con tu ayuda

Lídia Sanjuan necesita tu ayuda con esta petición «Sagalés: Dispositivos para personas con movilidad reducida reales». Únete a Lídia y 24 personas que ya han firmado.