Petition Closed

111,488
Supporters

Quizás hayas escuchado hace poco que el recibo de la luz ha bajado. Pero lo que seguramente no sabrás es que el Gobierno planea reformar las tarifas del sector eléctrico de manera que millones de familias españolas se verán afectadas por una importante subida de la luz. En la actualidad, casi 18 millones y medio de hogares disfrutamos de una “tarifa regulada” de la luz, un precio fijado por el Gobierno cada trimestre. Sin embargo, el Ministerio de Industria se está planteando hacer desaparecer ese precio regulado (la llamada TUR), dejando que sean las compañías eléctricas quienes lo fijen a partir de entonces.

En la actualidad, tres compañías (Endesa, Iberdrola y Gas Natural-Fenosa) se reparten prácticamente un mercado eléctrico donde existe poca o ninguna competencia. Por eso, es muy probable que aprovechen la desaparición del precio regulado de la electricidad para subir el recibo de la luz a más de 18 millones de hogares. Algo muy similar a lo que ocurrió con la gasolina, que no ha dejado de encarecerse desde que el Gobierno dejó en manos de las petroleras la fijación de su precio. Según han señalado las propias compañías el fin de la tarifa regulada supondrá un incremento que podría llegar hasta el 30%, es decir, de pagar una factura anual de 753€, una familia tendría que hacer frente a cerca de 1.000€ al año.

Las compañías eléctricas sostienen que la “apertura del mercado” redundará en beneficio del consumidor y que los precios serán más competitivos. Sin embargo, la desaparición del precio regulado supondrá un duro golpe, otro más, en los bolsillos de millones de familias.

Letter to
Ministro de Industria José Manuel Soria
Ministro de Industria José Manuel Soria
Como sabrá, actualmente cerca de 18 millones y medio de hogares españoles estamos acogidos a la llamada Tarifa de Último Recurso (TUR) en el mercado eléctrico por lo que pagamos un precio que, en parte, está regulado por el Gobierno y que se revisa cada tres meses.

Sin embargo, según las últimas noticias, próximamente su Gobierno tiene intención de eliminar la TUR, lo que supondría la expulsión hacia el mercado libre de la inmensa mayoría de los consumidores domésticos, que en un 75% todavía disfrutamos de un precio regulado.

A pesar de las sucesivas subidas de la tarifa regulada en los últimos años, la situación sería aún peor en el mal llamado mercado libre. Como sabe, los distintos representantes de las empresas eléctricas han pedido reiteradamente incrementos de la electricidad del 30%, que no tendrán ningún problema en aplicar cuando quede en sus manos la decisión de fijar el precio de la luz. Así las cosas, la factura media por hogar, de aproximadamente 753€ al año, podría incrementarse hasta los 1.000 € anuales. Este encarecimiento del precio de la electricidad será insoportable para muchos consumidores.

Las compañías eléctricas defienden que la “apertura del mercado” redundará en beneficio del consumidor y que los precios serán más competitivos. Lo cierto es que, en la práctica, el mercado está controlado por tres compañías y, si la TUR desaparece, mucho nos tememos que el escenario será similar al de los carburantes, cuyos precios no han hecho más que subir desde que se liberalizaron.

Por ello, señor Ministro, le pedimos que el Gobierno se replantee esta decisión y mantenga la TUR mientras no se garanticen las condiciones adecuadas de competencia y transparencia en el mercado eléctrico. De lo contrario, millones de familias tendrán que hacer frente a un importante gasto que afectará aún más a sus maltrechas economías.

Atentamente