Represión Síndical Eulen

Despido disciplinario de Luisa Luque, miembro del Cómite de Empresa  de Eulen, S.A. y única cabeza  visible en esta empresa, de  la primera huelga indefinida en el sector de Telemarketing, es la respuesta de una  multinacional a un trabajo sindical bien hecho y a una persona que saben que no han podido comprar con ventajas personales.

 Luisa Luque tiene un largo recorrido sindical, además de ser miembro del comité de empresa lo es del  de prevención y Seguridad Social y promovió la creación de la sección sindical de Solidaridad  Obrera.

Eulen le había abierto varios procedimientos  disciplinarios estos años por sus protestas contra el trato represivo y discriminatorio de la empresa.

 El septiembre pasado se produce el anuncio de la pérdida de los más grandes servicios de Telemarketing a Eulen, la atención al cliente de Endesa y de 360 despidos. De los 7 sindicatos que formaron el Comité de empresa (entre ellos los mayoritarios), sólo las secciones sindicales de la clase obrera solidaridad (SO) y el Sindicato de los trabajadores de comunicaciones (STC), que tenía 4 de los 17 miembros del Comité,  se posicionan claramente, convocando una huelga indefinida que se inició el 03 de noviembre de 2015. La huelga terminó después de 27 días con el despido de 342 empleados y sin acuerdo con la empresa.

 Luisa era parte del Comité de huelga. La respuesta de la empresa fue comenzar  a abrir procedimientos contradictorios a los delegados de las secciones de los dos sindicatos involucrados. De los 342 despedidos, más del 50%, fueron contratados en Atento, con nuevos contratos de trabajo (perdiendo la antigüedad) y sin ningún tipo de protección. Como se advierte durante la huelga, en menos de un año han sido disminuidas sus condiciones de trabajo, reducción de los incentivos y bonificaciones, modificando los horarios con jornadas partidas de dos horas de "descanso", etc... Y obviamente con una serie de despidos, etc...

EULEN, Atento y Endesa tienen enormes beneficios a costa de exprimir a sus trabajadores cada vez más y silenciar a quienes plantaron cara. El despido de Luisa es una sanción a todos los que se enfrentan y tienen el coraje de salir y luchar, además de ser un aviso a navegantes para el resto del Comité de Eulen. No podemos permitirlo: es necesario profundizar la unidad sindical para defenderla como el símbolo que es y que los trabajadores lo debatan tanto en Eulen como en  Atento para defender sus puestos y las condiciones de trabajo, así como a las luchadoras que las defienden 

This petition will be delivered to:


Despido colectivo EULEN started this petition with a single signature, and now has 628 supporters. Start a petition today to change something you care about.