Remuneración adecuada y reconocimiento de la profesión de las enfermeras y enfermeros.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


La profesión de enfermería es fundamental en el cuidado de la salud de la población de nuestro país; promoción de salud, detección precoz de los problemas de salud, educación para la salud y el desarrollo de un papel activo durante el cuidado en la fase aguda de la enfermedad son muchas de las actividades que desarrolla un profesional de enfermería sin olvidar el soporte emocional que se proporciona al paciente y a su entorno durante todo el proceso. Para lo anterior se debe una formación universitaria, antes diplomatura y ahora grado que conlleva una note de corte, por lo general alta para poder acceder a tales estudios y para poder desarrollar de la manera más profesional posible la profesión, una profesión que engloba a la totalidad del paciente, desde sus necesidades más básicas al cuidado más complejo de la salud dependiendo de las unidades donde se enmarque. Debido a la evolución continua de la atención sanitaria y por crecimiento profesional y personal pocos son los profesionales que no hayan cursado diversos Máster universitarios de especialización, cursos de formación continuada y talleres para mejorar en la práctica diaria y proporcionar una atención lo más especializada, eficiente y segura para el paciente ó usuario; además de que se exigen por parte de hospitales, centros de atención primaria, residencias geriátricas, etc... para poder acceder a sus ofertas laborales.

 

Todo lo anterior parece ser que no importa a las autoridades y demás instituciones sanitarias de nuestro país, pues el profesional de enfermería es maltratado e infravalorado a diario; contrataciones penosas, contrataciones agresivas, contrataciones inadmisibles, contrataciones bajo presión de no volver a poder ejercer la profesión en un hospital por no estar disponible al teléfono las 24h del día los 365 días del año....todo ello avalado por una representación social y de los colegios profesionales nefasta que en ningún momento ha promovido el cambio en las condiciones de los profesionales de enfermería ni a nivel de contratación ni a nivel salarial. Parece que la vocación es la excusa para que las enfermeras y enfermeros desarrollen su profesión en unas condiciones de vergüenza, tengan que asumir como normal el gastar de 10 a 15 años de su vida con condiciones laborales indecentes donde lo único que importa es la disponibilidad y la predisposición para sacrificar tu vida personal a costa de tu vida profesional, donde tu entorno familiar y social tiene que aceptar como normal las llamadas a las 21h para entrar a trabajar en el turno de noche, las llamadas a las 14:30h para entrar en el turno de tarde, y todo ello para firmar un contrato de un día, viendo como normal acumular 10, 15 ó 20 contratos al finalizar el mes.

La vocación que se presupone a estos profesionales no es ni mayor ni menor que la de otras profesiones y no puede servir de excusa para que tengan sueldos inferiores a los de otros profesionales con su misma formación universitaria. La enfermería no es parte pasiva en el cuidado del paciente, es parte activa, toma decisiones, monitoriza los efectos de las medidas terapéuticas aplicadas, propone cambios, forma a otros profesionales, ejerce una función docente, y todo ello bajo unas condiciones de estrés personal y laboral que afectan a la salud de aquellos que tiene que velar por la salud de la población. 

- Como usuario de la sanidad pública desde mi infancia y también como enfermero me gustaría lograr una mejora de las condiciones de la profesión, tanto a nivel de contratación como a nivel salarial conforme con las exigencias a las que hacemos frente en nuestro día a día, tanto de la población como de las instituciones.



Hoy: Sergio cuenta con tu ayuda

Sergio Monje necesita tu ayuda con esta petición «Remuneración adecuada y reconocimiento de la profesión de las enfermeras y enfermeros.». Únete a Sergio y 504 personas que ya han firmado.