Reforma del CAPÍTULO II, de los #incendios , del código penal.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


En nuestro código penal existe un Capítulo, el número II que consta de ocho artículos, de los cuales cuatro se refieren a incendios en zonas forestales y uno a incendios en zonas de vegetación no forestal. Las penas señaladas en el Capítulo contemplan unas penas de prisión que van de uno a cinco años y multa de doce a dieciocho meses y pena de prisión de diez a veinte años para aquellos que comporten un peligro para la vida o integridad física de las personas.

Estas penas se muestran claramente insuficientes y no se corresponden con la filosofía actual de una sociedad moderna y culta, que debería tender a proteger más su patrimonio natural.
Hoy sabemos de la importancia de preservar la naturaleza, de hecho estamos empezando a sufrir las consecuencias de no haberle prestado atención antes. Ahora sabemos la importancia que tienen los diferentes ecosistemas para la sostenibilidad de la vida, no solo en el propio ecosistema, sino para el planeta en general, ya que todos los ecosistemas interactúan entre si conformando el medio en el que vivimos. Sabemos además que la desaparición de selvas y bosques, grandes captadores de gases de efecto invernadero contribuyen a paliar el efecto nocivo que la contaminación emitida por nosotros produce. Un planeta sin bosque sería pronto inhabitable llevando a la mayoría de sus habitantes sufrir grandes calamidades, penurias, hambrunas, falta de agua, rigores climáticos, etc. Si estos hechos fueran provocados por, por ejemplo una guerra, a sus responsables se les acusaría de crímenes contra la humanidad. Pues bien, aunque más lentamente, los continuos incendios forestales provocados que sufrimos es a lo que están contribuyendo. La falta de masa forestal hace que la tierra se quede sin soporte y con las lluvias sea arrastrada provocando pérdidas millonarias que en el mejor de los casos son compensadas por ayudas procedentes de fondos públicos, la perdida del medio de vida para muchas familias, pastos, terrenos de cultivo y en el peor, provocando muertes y dolor en las familias que los padecen.

Por eso la propuesta que quiero lanzar es que en los incendios, que se demuestren provocados de forma voluntaria y con mala fe, sean asimilados y considerados como un acto terrorista del más alto nivel y por tanto se les aplique la ley como tal.

Porque debemos ser conscientes de donde vivimos y a donde nos está llevando nuestra indolencia respecto del cuidado del medio ambiente espero que me ayudes y firmes esta petición.



Hoy: Enrique cuenta con tu ayuda

Enrique Gutiérrez necesita tu ayuda con esta petición «Reforma del CAPÍTULO II, de los incendios, del código penal.». Únete a Enrique y 109 personas que ya han firmado.