¡¡¡No más pirotecnia por favor!!!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


El uso de fuegos pirotécnicos no sólo representa un factor más que deteriora el medio ambiente de la ciudad, además genera contaminación sonora y representa una amenaza para animales de compañía.

Hace unos días, en la colonia Tlacoquemécatl se celebraron las fiestas de San Lorenzo, se instaló como cada año el tianguis y como cada año, mucha gente llegó a la colonia a disfrutar la oferta de gastronomía y de los puestos que se establecen en los alrededores del parque con el mismo nombre. Todo parecía marchar bien, hasta que las detonaciones pirotécnicas causaron un severo impacto en mi vida y en la de mi mascota. 

Como es de conocimiento público, algunos perros sufren con la pirotécnia más que otros (por que todos los perros se asustan, en menor o mayor medida), sin embargo la mía sufrió un ataque de pánico por las detonaciones y lanzó por la ventana de mi departamento, ubicado en el tercer piso.

Afortunadamente para mi, mi perra logró sobrevivir estrepitosa caída y su vida se encuentra fuera de peligro pero habrá que esperar para ver si alcanza a recuperarse por completo o si su caída tendrá consecuencias de por vida.

Fueron horas de angustia y dolor que no le deseo a nadie y que pudieron evitarse si existieran medidas preventivas que protegieran el medio ambiente y a los animales del uso irracional, irresponsable e inconsciente de fuegos pirotécnicos.

 Mi caso, no es el primero que existe sobre un animal que, desesperado por el sonido, como es el caso de mi perra saltan y acaban heridos o pierden la vida, o sufren de un infarto por ser perros más ansiosos. 

Esto es algo inadmisible, pues es otra forma de maltrato animal y que debe ser evitada a toda costa.

Yo estoy a favor de las tradiciones y las festividades, pero también estoy a favor de la ecología, la sustentabilidad y de actuar con conciencia para no dañar a ningún ser vivo.

Creo que es necesario que se tomen acciones para evitar la pirotecnia. Algunas personas padecemos enfermedades crónicas (yo padezco de migrañas) y también me afecta el ruido a nivel personal, además es una práctica peligrosa (ya se ha sabido de accidentes por quemaduras e incendios) y que impacta negativamente en nuestra (ya por demás) contaminada ciudad.

Quienes  tenemos mascotas, sabemos que nuestros amigos peludos sufren, y ninguno que ame a su mascota quiere ver sufrir a un ser querido como yo tuve que ver sufrir a mi perra.

Es por eso que considero que cuidar el ambiente y preservar la vida de cualquier ser vivo debería ser prioridad para las entidades correspondientes, pero sobre todo, de nosotros como ciudadanos.

Algunas de las funciones de la Secretaría del Medio Ambiente se enuncian a continuación y deberían ser respetadas y se debe vigilar su cumplimiento:

  • Establecer normas oficiales mexicanas sobre la preservación y restauración de la calidad del medio ambiente.
  • Promover la participación social en la formulación, aplicación y vigilancia de la política ambiental, y concertar acciones e inversiones para la protección y restauración del ambiente.
  • Vigilar y estimular el cumplimiento de las leyes, normas oficiales mexicanas y programas relacionados con recursos naturales, medio ambiente, aguas, bosques, flora y fauna silvestre, terrestre y acuática, y pesca.

Por lo que solicito a las instancias correspondientes su apoyo una solución pronta para este tema. Y el apoyo de toda la comunidad para que juntos impulsemos acciones en beneficio de todos los que habitamos la Ciudad de México.

En México ya se pagan multas por cosas sin sentido, sin embargo, contaminar y arriesgar la calidad de vida y la salud de los seres vivos, si debería tener una sanción. 

Propongo que se prohíba la pirotecnia y se sancione con una multa a quien incurra en ello.

Agradeciendo de antemano su tiempo y atención, quedo a sus apreciables órdenes.

 



Hoy: Abril cuenta con tu ayuda

Abril Contreras necesita tu ayuda con esta petición «Rafael Pacchiano Alamán: ¡No más pirotecnia por favor!». Únete a Abril y 739 personas que ya han firmado.