Abaixo-assinado encerrado

Niños y niñas protegidos

Este abaixo-assinado conseguiu 247 apoiadores!


No importa si eres un hombre o una mujer, si estás casado, soltero o divorciado, tampoco si vives en España o en otro país. No importa si eres madre, abuela, padre o hermano, creo que todos tenemos en nuestra vida un niño o niña a quien amamos y si no es así, de algo sí estoy segura, todos hemos sido niños alguna vez y todos hemos necesitado amparo y protección.

No importa quién seas, lee lo que he escrito y por favor, únete a mi pedido.

Hace años vengo acompañando la realidad tan complicada que rodea a diferentes niños. Algunos sufren mucho cuando los padres se separan y si no hay común acuerdo se ven en medio de un litigio por la guarda, otros viven la separación de sus padres con la perspectiva que les da ser hijos de padres alcohólicos o maltratadores o de madres drogadictas y violentas. Muchos de ellos han sufrido ellos mismos abusos sexuales o violencia psicológica o física, antes o después del divorcio.

Otros muchos sufren por carencias económicas derivadas de la situación laboral de sus padres, y así podríamos seguir enumerando  cientos de motivos que pueden hacer sufrir a nuestros niños, pasando por emigración, refugio, catástrofes naturales y un largo etc

Los niños que viven cualquiera de esas circunstancias deben ser protegidos de forma eficaz por un estado responsable, unos profesionales preparados, y unos servicios de asistencia pública impecables, y es con mucha pena que vengo a informarle a usted, sr. Rafael Catalá, que esto no está sucediendo ni en España ni en casi ningún país.

Tenemos un panorama desolador donde miles de niños son colocados a los cuidados de padres abusadores sin escucharlos y sin creerlos alegando que son memorias implantadas por otros adultos, tenemos miles de madres tildadas de desequilibradas por psicólogas y psicólogos que parecen sacadas de una película de terror así como padres inocentes acusados falsamente de maltratadores por madres o esposas sin escrúpulos que se valen de la alerta social que suponen las cifras asustadoras de las verdaderas víctimas muertas o golpeadas por sus parejas para sacar ventaja en sus divorcios.

No por ser una minoría debemos dejar de pensar también en esos hombres que sufren y contamos con ellos para que se unan a nuestra petición.

 

Tenemos niños arrancados de hogares humildes donde estaban pasando estrecheces pero tenían amor, para ser llevados a instituciones o familias de acogida donde  les impiden ver a sus padres y son maltratados y vejados hasta límites difíciles de creer y menos de aceptar, pues como fue denunciado hace pocos meses en el senado por nuestra compañera Consuelo García del Cid Guerra, muchas de esas instituciones esconden en verdad intereses muy cuestionables y negocios nada claros.

Vemos anuncios pidiendo que denunciemos la violencia contra menores y cómo quien denuncia esa violencia, casi siempre mujer y madre o abuela, es o juzgada como alienadora usando los criterios perversos de la pseudocoencia inventada por el suicida Richard Gardner.

Necesitamos que algún país sea el primero que tome una actitud valiente, decente y rigurosa para transformar este cuadro espeluznante, con tantos colectivos descontentos, en un panorama menos hostil donde el ciudadano de cualquier edad deje de ver los juzgados, la asistencia pública  o las salas de los psicólogos como un campo de batalla lleno de enemigos.

Sé que hay excelentes jueces, magníficos psicólogos y buenísimos profesionales a su disposición y es eso lo que le pido, que como ministro, destine los mejores recursos a la protección de nuestros niños.

Urge una reforma completa que sirva de ejemplo a otros países y espero que esta carta le llegue a usted acompañada de miles firmas, no españolas sino portuguesas, argentinas, brasileñas y de muchos más países.

Las firmas no tienen porqué ser apenas de madres, de feministas o de mujeres víctima de maltrato, espero que sean miles y miles y todas se realicen con el único y noble objetivo de proteger a nuestros niños con leyes mejores y medidas de amparo más eficaces.

Usted puede tener más informaciones sobre quienes somos y que pedimos en este email: doblevictimizacion@gmail.com

Muchas gracias a todos los que atiendan este pedido, Sé que a muchos puedo parecerles cándida o hasta infantil imaginando que una carta así pueda llegar a un ministro y cambiar parte de la realidad, y no importa, ya me llamaron cosas peores y por motivos menos importantes.

Un abrazo

Isabel Salas

 



Hoje: Isabel está contando com você!

Isabel Salas precisa do seu apoio na petição «Rafael Catalá Polo: Niños y niñas protegidos». Junte-se agora a Isabel e mais 246 apoiadores.