Petitioning Alcalde de Barcelona Xavier Trias
1 response
This petition will be delivered to:
Alcalde de Barcelona
Xavier Trias
See response

Queremos un Park Güell abierto y gratis para todos

El Ayuntamiento de Barcelona planea cerrar parte del parque en octubre de 2013 y empezar a cobrar entrada. Desde la “Plataforma Defensem el Park Güell” queremos un parque abierto, nos oponemos a cualquier tipo de cierre y a la privatización de uno de los espacios con más vida propia de la zona norte de Barcelona. Colabora con tu firma. Ayúdanos a detener la privatización del Park Güell. 

El pasado día 13 de febrero se aprobó el proyecto municipal que da vía verde a la privatización del Parque Güell: a partir de octubre de 2013 entrar en el Parque costará como mínimo entre 7 y 8 euros para la mayor parte de visitantes.  Además, se anunció un“sistema de visitas” que supondrá discriminación para los vecinos de otras poblaciones o que no residan de los siete barrios que colindan con el Parque. Mientras unos tendrán una tarjeta que les permitirá la libre circulación, todo el resto de personas (turistas o no) que quieran visitar el parque deberán competir por las cien entradas gratuitas por hora que se pondrán a disposición.

Se trata de medidas para explotar económicamente el parque, no para protegerlo. 
El cierre de su zona monumental no solucionará ni su degradación (no se han presentado planes económicos avalando la viabilidad de la gestión privada) ni su masificación (habrá un mayor número de personas para una menor superficie). Actualmente el Park Güell es económicamente autosuficiente (existen dos cafeterías, un museo y una tienda de recuerdos) que ya cubren sus gastos. El cierre del Parque Güell crearía un precedente de privatización de un espacio verde, abierto y que fue desde sus orígenes pensado para uso y disfrute de los y las vecinas.

Desde la “Plataforma Defensem el Park Güell” insistimos en que hay otras maneras de gestionar su degradación (mediante la tasa turística ya existente en la ciudad) y la masificación (mediante la gestión de turnos de los autocares que vienen al parque) y otras alternativas que permitan seguir disfrutando de este patrimonio de todos los barceloneses.

Ayúdanos a conseguirlo. Firma y difunde esta petición para decir no al plan del Ayuntamiento de Barcelona: hagamos que el Parque Güell siga siendo de acceso libre y gratuíto.

** El Park Güell, obra insignia del arquitecto Antonio Gaudí e icono de la identidad de la ciudad, fue vendido por la familia Güell a los vecinos de Barcelona en 1922 a condición de que pudieran usarlo y disfrutarlo todos los habitantes. Reconocido por sus obras de arte modernista y catalogado como Patrimonio Unesco de la Humanidad en el año 1984, es una de las zonas verdes urbanas de mayores dimensiones de la ciudad, y se ha convertido en lugar de paseo y ocio de muchos vecinos y ciudadanos.

 


Letter to
Alcalde de Barcelona Xavier Trias
El Park Güell, obra insignia del arquitecto Antonio Gaudí e icono de la identidad de la ciudad, fue vendido por la familia Güell a los vecinos de Barcelona en 1922 a condición de que fuera para uso y disfrute de toda la ciudadanía. Reconocido por sus obras de arte modernista y catalogado como Patrimonio Unesco de la Humanidad en el año 1984, es una de las zonas verdes urbanas de mayores dimensiones de la ciudad, y se ha convertido en lugar de paseo y ocio de muchos vecinos y ciudadanos.

No solo forma parte de la memoria y recuerdos de muchos vecinos de la ciudad, también Cortazar, Kapuściński, García Márquez… pasearon por sus rincones y lo inmortalizaron: pudieron entrar a un parque abierto y de todos.

El parque se ha ido dejando degradar voluntariamente durante la última década mediante recortes en los presupuestos públicos destinados a su mantenimiento. Los actuales responsables políticos del cierre afirman que la contabilidad del parque es deficitaria y presentan su gestión privada como la única alternativa. Desde diferentes entidades vecinales se ha demostrado numerosas veces la falsedad y manipulación de estos datos. 

Actualmente el Park Güell es económicamente autosuficiente (existen dos cafeterías, un museo y una tienda de recuerdos) que ya cubren sus gastos. El cierre de su zona monumental no solucionará ni su degradación (no se han presentado planes económicos avalando la viabilidad de la gestión privada) ni su masificación (habrá un mayor número de personas para una menor superficie) y responde a una política de ciudad turística que va más allá del parque.

Desde la “Plataforma Defensem el Park Güell” insistimos en que hay otras maneras de gestionar su degradación (mediante la tasa turística ya existente en la ciudad) y la masificación (mediante la gestión de turnos de los autocares que vienen al parque).

Desde la “Plataforma Defensem el Park Güell” también queremos evitar la discriminación que afectará especialmente a los usuarios habituales bien de otras poblaciones catalanas o bien barceloneses que no sean directamente de los siete barrios que colindan con el Parque. Mientras unos tendrán una tarjeta que les permitirá la libre circulación, todo el resto de personas (turistas o no) que quieran visitar el parque deberán competir por las cien entradas gratuitas por hora que se pondrán a disposición.

El PARK GÜELL es un canto a la naturaleza, una obra de arte y patrimonio de todas las personas, turistas o no, que habitan Barcelona. No lo cierre.