Queremos que Clorinda sea Libre YA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


La ciudad de Clorinda (Provincia de Formosa) ya paso por dos meses de aislamiento sanitario; dos meses de angustia, carencia y castigo. Esta medida sanitaria abusiva y cruel se instaló en una ciudad que no está preparada para desconectarse de la capital de la provincia.

Los clorindenses necesitamos tratamientos médicos, remedios para nuestros enfermos y medidas sanitarias acordes a la situación actual. Y por ello nos expresamos y apoyamos el petitorio de los 43 profesionales de la salud formoseños que cuestionan las políticas sanitarias que afectan a nuestra comunidad.

Las enfermedades relacionadas con la pobreza (cuyo índice siempre encuentra a nuestra provincia disputando el podio) son mucho más agresivas y graves en poblaciones jóvenes como la nuestra que el COVID19, y las restricciones de circulación impuestas no hacen más que profundizar esta situación en nuestro territorio.

Estamos observando atónitos, entre los ciudadanos, el crecimiento de condiciones de salud “madre” de infinidad de causas de enfermedad y muerte, a saber: Enfermedades mentales, suicidios, alcoholismo y abuso de drogas, violencia intrafamiliar, falta de control de enfermedades crónicas y retraso en la atención de enfermedades graves recientemente diagnosticadas. Nos preguntamos por ejemplo ¿Qué pasó con todas las mujeres que este mes de octubre recibieron una mala noticia en su control mamográfico? ¿O resultados de biopsias que indican iniciar un abordaje quirúrgico, quimioterápico o radioterápico lo antes posible? ¿Cómo se estadifican enfermedades oncológicas? ¿Con qué Tomógrafo? ¿Con qué Resonancia Magnética? ¿Con qué oncólogo? Es cruel, no cabe otra palabra, ofrecer detección precoz de una enfermedad que después no podremos, por ser clorindenses, tratar adecuadamente. Esas mujeres y hombres esperando en sus casas con una biopsia en su mesa de luz no sienten salud y no se sienten cuidados. Sobra referirse a las denigrantes condiciones que sufren las personas que fueron obligadas a vivir a la intemperie en la frontera de su provincia. Su salud tampoco está siendo cuidada por estas medidas

Por último, debemos comunicar que los llamados “centros de aislamiento de Clorinda” carecen de eficacia. Periódicamente ingresan a alguna persona que ha cruzado clandestinamente desde Paraguay o que ha sido contacto de un caso de COVID19. Los ocupantes de dichos centros no están separados por cohortes, van ingresando a compartir confinamiento con personas en diversos estadios de “cuarentena” (no olvidemos que las instituciones cerradas son consideradas de mayor riesgo para el contagio de COVID19). Si uno tuviera que pensar en un método para que se contagie la mayor cantidad de ciudadanos posible difícilmente encontraríamos uno más eficaz que este. A propósito de este punto, el Ministerio de Salud de la Nación ya provee un protocolo de aislamiento preventivo para personas que tuvieron contacto estrecho con casos confirmados, el cual es domiciliario y con control telefónico ¿Por qué a nosotros se nos encierra y confina con personas contagiadas de COVID 19?

Es ahora, los ciudadanos argentinos te necesitan