Que los menores trans puedan seguir su tratamiento en ambulatorios - Por Ekai

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 75.000!


Durante más de año y medio, tuvimos que recorrer en numerosas ocasiones con mi hijo Ekai los más de 70 kilómetros que separan Ondarroa del Hospital de Cruces para que psiquiatras y psicólogos sólo le preguntaran cómo estaba. Mi hijo nunca llegó a conseguir el tratamiento hormonal que frenase su pubertad y que necesitaba como persona transexual: fueron numerosas las trabas que nos encontramos, muchas las preguntas absurdas que se encontró en las consultas de facultativos y muchos los kilómetros sin sentido y sin respuesta. El 15 de febrero de 2018, Ekai no pudo más y se suicidó. 

Ekai se quedó a la espera de poder lograr esa transición y nos dejó un legado: que su vida no fuera en balde y que su familia lucháramos para aquellos menores que vinieran detrás. 

Ni en Euskadi ni en España existe una Ley Trans que defienda los derechos de este colectivo. Lo único que se ha avanzado en estos años es en la despatologización: la transexualidad ya no es un trastorno. Pero a pesar de ello, cientos de menores en Euskadi siguen teniendo que acudir a la Unidad de Identidad de Género en el Hospital de Cruces, cuando su seguimiento se podría realizar desde su propio centro de salud. 

Pienso en cientos de niñas y niños trans que hoy en día siguen teniendo que hacer cientos de kilómetros hasta un hospital cuando ese mismo tratamiento se podría hacer en su propio barrio. 

Por eso te pido que firmes esta petición, para solicitar a la Consejera de Sanidad del Gobierno Vasco Miren Nekane Murga que puedan seguir su tratamiento en los centros de salud. Nadie debería pasar por lo que pasó mi hijo Ekai. Nadie debería sufrir como lo hizo él. Y la administración pública debería velar por el interés de estos menores. 

Firma ahora la petición para que la Sanidad pública de respuesta a estos menores transexuales.