Petition Closed
Petitioning Ministra de Sanidad y Seguridad Social Ana Mato and 3 others

Que la publicidad del juego tenga las mismas restricciones que la del tabaco y el alcohol

Me llamo Rubén y soy ludópata. Como yo, cientos de miles de personas en España luchamos cada día para no volver a jugar, para no volver a mentir, a robar, a traicionar y destrozar a nuestras propias familias. Y no es nada fácil.

La ludopatía no es un vicio. Como el alcoholismo, es una enfermedad. Somos personas enfermas y débiles. Gracias a la ayuda de los psicólogos y centros de terapia en grupo especializados en ludopatía, personas como yo podemos seguir recuperando poco a poco nuestra vida. Pero, como sucede con los alcohólicos, siempre estaremos enfermos. El problema es que nuestra enfermedad llena las arcas del Estado, y por eso no se le presta atención.

Con la crisis, el número de ludópatas está aumentando. Y lo más preocupante, que aumenta sobre todo entre los más jóvenes. Según las estadísticas, el número de jugadores on-line aumentó de mayo del 2012 a julio de ese mismo año un 70%, hasta llegar a la cifra de 1.000.000 de personas. No me quiero imaginar lo que habrá pasado desde julio hasta hoy. 

A pesar de ello, y gracias a la nueva Ley del Juego aprobada por el gobierno, se bombardea constantemente con publicidad sobre juego online en la tele, en la radio, hasta en las camisetas de grandes equipos de fútbol. ¿Por qué se prohíbe la publicidad de tabaco y alcohol pero se autoriza la del juego? ¿Creen que ser ludópata es menos importante que ser fumador?

Ayúdame a hacer algo. Firma mi petición y pídele al Gobierno que imponga a la publicidad del juego (incluído el online) las mismas restricciones que a la publicidad de tabaco y alcohol.

Más información:

La regulación de las apuestas en internet dispara la ludopatía - El Periódico de Catalunya

Letter to
Ministra de Sanidad y Seguridad Social Ana Mato
Ministerio de Hacienda y AAPP Cristóbal Montoro
Comisión Nacional del Juego
and 1 other
Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia
Imponga a la publicidad del juego, incluido el online, las mismas restricciones que a la del tabaco y el alcohol