LIBERTAD DE COMERCIALIZACION Y VACUNA GRATUITA PARA LOS PERUANOS SIN RECURSOS.

LIBERTAD DE COMERCIALIZACION Y VACUNA GRATUITA PARA LOS PERUANOS SIN RECURSOS.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!
Al lograr 100 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.
Josué Noha lanzó esta petición dirigida para Pueblo del Cusco

Sin Vacuna no hay Vida. Cusco

Frente al difícil momento que está viviendo la Humanidad y la Región del Cusco por la pandemia del COVID 19, la crisis económica y una nueva ola de contagio comunitario, que el Perú no tenga vacuna en este momento es inmoral, porque el Estado tiene recursos. Por lo que expresamos lo siguiente.

Hace falta una reflexión sobre la forma como hemos de afrontar el trabajo, los derechos humanos, el planeta. La vida misma, se trata de mejorar los métodos de aproximación a la realidad. Hoy se trata de un tema de supervivencia el que nos plantea la Pandemia.

Necesitamos crear un lugar de encuentro acerca de plantear soluciones y alternativas, sobre los métodos de investigación, las herramientas conceptuales y resultados de estudios, desde una mirada interdisciplinaria, básicamente humanista. Necesitamos crear una ventana para reflexionar nuestras realidades no problematizadas. Un espacio de apoyo profesional en métodos, diseño de proyectos de investigación e intervención y asesoría en el tratamiento de la información. Necesitamos ser parte de las soluciones.

La Pandemia solo podrá ser derrotada si se logra el acceso a la VACUNA. La pandemia solo puede ser derrotada si los ciudadanos de este país y del mundo asumen sus responsabilidades y aportan soluciones para vencer esta crisis que cuestiona la supervivencia misma de la especie humana.

Sostenemos que resolver la crisis sanitaria es ahora un concepto de valor publico entendido desde la más amplia de las visiones; el valor público no es propiedad de los partidos políticos, instituciones de servicio público, disciplinas académicas o profesionales. El valor público se define y redefine a través de la interacción social y política. Compromete a políticos, funcionarios y comunidades. Los funcionarios públicos deben involucrar a la autoridad política, colaborar entre sí dentro y entre los límites institucionales, administrar de manera eficiente y efectiva, interactuar con las comunidades y los usuarios de los servicios y desarrollar reflexivamente su propio sentido de vocación y deber público. Es un tema que trasciende a las estructuras y concepto del Estado, pues al final todos nosotros somos esa organización y todos nosotros hemos delegado en el Estado una porción de poder.

Creemos que la institución del Ayni nos permite invocar esa práctica ancestral para exigir a los ciudadanos, al Estado y sus organismos, al Gobierno y a las organizaciones de la sociedad que el tema de la pandemia y la vacuna sea tratado con el espíritu que el Ayni ha plasmado en nuestra civilización a través de la interacción entre humanos. Los ciudadanos del Perú y en especial de nuestra región del Cusco debemos procúranos ayuda mutua, entre los miembros de nuestra comunidad. Hoy esa ayuda debe darse para la vida y para realizar cuanto acto permita superar la crisis sanitaria.

Asumimos la necesidad de ser solidarios, por ello debemos procurar que LA VACUNA contra el Covid sea gestionada y proporcionada oportunamente a los ciudadanos, en términos descentralizados, solidarios y democráticos. El Estado debe permitir que el sector  privado y cualquier organización pueda conseguirla. Los gobiernos regionales y municipalidades pueden y deben asumir esta responsabilidad en coordinación con los organismos de sus áreas de influencia. Ese es el rol subsidiario del Estado.

Lo correcto es que el peruano que pueda pagar una vacuna lo haga que el empresario que pueda pagar la vacuna de sus trabajadores lo haga.

Para que esto funcione se necesita un Estado concentrado en proveer lo que le compete y no en buscar la hegemonía sanitaria por afanes ideológicos o cálculo político. Se necesita también crear las condiciones para que exista competencia entre laboratorios, droguerías, farmacias y establecimientos de salud para que, cuando la vacuna esté disponible para el comercio, pueda llegar al mejor precio y de la forma más rápida y segura posible.

Cuando más rápido tengamos acceso a la vacuna, mas libres y productivos seremos, en el mundo existen proveedores serios, en la región existen ciudadanos e instituciones que pueden adquirir vacunas para su población. Para enfrentar esta situación proponemos que se convoque al sector privado para superar este momento, así como a los diferentes grupos organizados e iglesias que puedan colaborar en esta tarea junto con el Estado cuyas limitaciones son más evidentes hoy más que nunca los Gobiernos Regionales   como instancia de gobierno deben asumir ese liderazgo.

Por lo mencionado, los ciudadanos que suscribimos el presente documento, invitamos a todas las personas, instituciones privadas y públicas, autoridades y funcionarios a generar los mecanismos para que la vacuna pueda ser gestionada, adquirida y distribuida desde las instancias descentralizadas de cualquier esfuerzo público o privado. La emergencia nos compromete a todos y todos debemos estar dispuestos a aportar.

 

Cusco, 1 de febrero del 2021

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!
Al lograr 100 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.