Propuesta jornada lectiva continua Colegio Casa Azul

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


Según estudios realizados en centros escolares con jornada única se muestra que existen muchas ventajas con este horario frente a la jornada partida: Mejora del rendimiento escolar; reparto del tiempo de la jornada de forma racional; permite la convivencia familiar; evita el estrés...
Estas y otras ventajas son desarrolladas a continuación.
1. Criterios Psicopedagógicos:
- El rendimiento intelectual es mayor durante la jornada de mañana que en las horas posteriores a la comida por razones fisiológicas obvias que influyen en el nivel de concentración. 
- No se producen interrupciones horarias que perjudiquen a la atención, sino al contrario los alumnos están en clase en los periodos de máximo rendimiento. La organización en los centros de jornada única se ha realizado impartiendo en las primeras horas las áreas que suponen un mayor esfuerzo de concentración y después del periodo de recreo, las áreas de esfuerzo medio-bajo, para terminar con las más “relajantes” para los niños, como plástica o manualidades al final de la jornada.
- Facilita al alumno más tiempo para la realización de sus tareas escolares que le va a posibilitar la adquisición de hábitos de estudio y trabajo personal.
- Para los más pequeños tampoco representa estar más cansados con el horario continuo, puesto que sus clases están más volcadas a aprender de forma lúdica de modo que se cansa menos los niños en su clase organizados por su profesora que alterna los ratos de relajación con los de actividad durante toda la jornada que estar dos horas en el comedor y en el patio con el horario partido.
- Se ha mostrado como el rendimiento escolar del alumnado en los centros de jornada única ha aumentado.
- Con la jornada única se evita la interrupción y perdida de tiempo de dos horas de espera a la reanudación de clases.
- La jornada escolar única no significa una reducción de la jornada escolar, ni en cuanto al profesorado ni al alumnado, sino al contrario una ampliación de sus posibilidades formativas, ya que las tardes se ofrecen como alternativas de formación de acuerdo con las aficiones o intereses de los alumnos en los distintos talleres o clases “extraescolares” que podrían empezar antes de las cuatro evitando el largo tiempo en el patio para los que lo quisieran. El profesorado además de tener las mismas horas de clases con sus alumnos, por la tarde también participa en los talleres y clases extraescolares.
2. Criterios Sociofamiliares:
El horario continuado presenta una serie de ventajas, subsanando los defectos que el horario partido conlleva:
- Los niños que van a su casa a comer tienen que apresurarse en la ida y en la vuelta. Comer rápidamente para que le dé tiempo. Meterles prisa. En definitiva se le genera mucho estrés.
- La comida se realizaría concluida la jornada curricular, por lo que sería una actividad más relajada, sin preocupaciones del posible examen o control que tengan después.
- En la mayoría de los casos no pueden comer con la familia. Hay pocas familias que puedan comer a las 12,30 o las 13 horas. La vida en familia debe ser tan importante como la vida escolar.
- Desajuste de horarios de comidas entre los días laborables y los sábados, domingos y vacaciones, cuando ya se pueden incorporar a la familia y comer a las 14 o 14,30 o quizás más tarde.
- Por la tarde, los niños pequeños de infantil se acuestan en la colchoneta . Descansarían mucho mejor si pudieran dormir la siesta, ya en su casa después de comer y sin prisas o en el colegio. 
- En las ventajas enumeradas se ha tenido en cuenta sólo las que atañen directamente a los pequeños, sin contar con que un menor estrés en la familia y en los profesores contribuirá a un entorno mejor para los niños.
Conclusión:
En los sitios donde se han implantado la jornada única están contentos y satisfechos tanto los padres, como los profesores como los alumnos.
En ningún colegio una vez implantado el horario continuo se ha querido volver atrás.
Por donde se va implantando a lo largo de toda la geografía y son conocidos sus resultados, por allí es precisamente por donde continúa el cambio de jornada con mayor celeridad, a pesar de las duras condiciones impuestas por la administración.
Aumenta el rendimiento escolar.
Permite tener una convivencia familiar en la mayoría de las familias. Debemos encaminar todos nuestros esfuerzos a aumentar la convivencia. Convivir significa vivir juntos y no sólo dormir bajo el mismo techo o pagarles todas sus necesidades. La hora de la comida es el momento idóneo para comunicarnos con nuestros hijos día a día, comprenderlos, y darles una referencia para su vida. No vale con preguntarle de vez en cuando -¿Qué tal va todo?-, debemos mirarles los ojos, comer con ellos, observarles, ponernos en su lugar, compartir sus ilusiones es decir vivir con ellos todos los días. 
La jornada continua no es solamente un cambio de horario sino que debe presentarse como un proyecto de educación completa, así lo establece la ley, donde pueden quedar solucionados otros temas como el comedor y su entorno, la siesta de los pequeños, las actividades extraescolares, el peso de las mochilas y los deberes en casa. El colegio debe presentarse como un referente ideal para nuestros hijos. El horario de apertura debe ser lo más amplio posible, incluido en el verano, y donde podamos organizar no sólo sus horas lectivas obligatorias sino todo un abanico de posibilidades a nuestra disposición.
Los niños acabarán toda su jornada lectiva antes de comer, entonces tendrán ya todos sus deberes, que deben ser exclusivamente, tareas que no le han dado tiempo a acabar en la hora de clase o alguna cosa esporádica que tienen que repasar. Sus mochilas están preparadas. Tendrán un descanso y el tiempo del comedor. Transcurridas una hora a las tres se puede organizar una clase de estudio tutorizada con profesores para que los chicos puedan realizar las tareas que le falten, en una atmósfera de estudio donde el profesor cuidará que todos trabajen y podrá atender a las dudas que le planteen los alumnos para hacer sus ejercicios. Mientras en este tiempo, para los pequeños se puede organizar después de las comidas una clase de relajación, también tutorizada de modo que los niños puedan descansar y dormir su siesta.
De esta forma se amplía la opción para aquellas familias que sus horarios impidan la recogida de sus hijos al finalizar esta jornada,tengan la alternativa de hacerlo como se ha venido haciendo habitualmente. A las cuatro y media los chicos se sentirán libres para irse a casa habiendo dejado todas sus tareas hechas, ir a las actividades extraescolares que tengan ese día, organizarse para hacer sus deportes favoritos, quedar con sus amigos, ir a la biblioteca, o salir con su familias. En el colegio se pueden organizar actividades deportiva por las tardes, para los que se quieran apuntar. Con todo esto se habrá conseguido que sepan racionalizar su trabajo, hacer sus deberes lo primero y sentirse libres, con el sentimiento del trabajo realizado, para disfrutar de su energía y de su juventud, sin arrastrar mochilas, ni estar esclavizado todo el día, con el cargo de conciencia de sus deberes sin hacer.
Esta petición será entregada a:



Hoy: N cuenta con tu ayuda

N A necesita tu ayuda con esta petición «Propuesta jornada lectiva continua Colegio Casa Azul». Únete a N y 190 personas que ya han firmado.