Hacer que los estacionamientos de cobro se responsabilicen por robos y daños a vehículos

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


En la actualidad, los que vivimos en grandes ciudades como la Ciudad de México, sabemos lo complicado, y en ocasiones peligroso, que implica estacionar un automóvil en la vía publica.

Especialmente en zonas comerciales o de negocios donde solemos acudir para trabajar o para pasar ratos de ocio y entretenimiento, nos vemos obligados a utilizar cajones de estacionamiento administrados por grandes empresas que, al brindar un servicio, requieren el pago de una cuota según el tiempo de uso. Lamentablemente, la mayoría de las empresas que ofrecen estos servicios de estacionamiento, no se hacen responsables por una gran cantidad de hechos ocurridos dentro de sus instalaciones. Generalmente se limitan a responder por robo total de un automóvil, pero se deslindan fácilmente por cualquier otro hecho que ocurra como robo parcial, robo de pertenencias, daños al automóvil o cualquier hecho delictivo.

El jueves 25 de octubre, como muchos otros días, salí de mi trabajo y me dirigí directamente a un gimnasio que se encuentra dentro de una plaza comercial al sur de la Ciudad de México. Torre Manacar cuenta con lugares de estacionamiento administrados por la empresa COPEMSA. Fui víctima de un robo durante las aproximadamente 2 horas que dediqué al gimnasio. Las cerraduras de mi automóvil fueron forzadas y dañadas y objetos personales que se encontraban al interior de este fueron robados. Al reportar el hecho, ni COPEMSA, ni la seguridad de la plaza, se hacen responsables de los hechos aún cuando platicando con el personal que ahí trabaja, comenta que estos hechos han ocurrido ya a varios otros usuarios y que el incremento de los hechos es alarmante. Existen cámaras de seguridad, como la que se encontraba a escasos metros de mi automóvil, pero parecen ser inútiles e inexistentes pues nadie se da cuenta de los robos o de los hechos que ocurren dentro del estacionamiento.

El viernes 26 de octubre acudí nuevamente a la plaza para conversar con el encargado del estacionamiento y de seguridad. Respecto al gerente asignado por COPEMSA, más allá de ser empático, de inicio mencionó que los hechos quizás no ocurrieron en el estacionamiento y que de cualquier forma las políticas indican que ellos no son responsables por ningún tipo de daño menor o por robos parciales o de objetos. Durante la conversación de aproximadamente 30 minutos, justo en el cajón de estacionamiento donde ocurrieron los hechos, no hubo una sola persona de seguridad que diera una ronda de vigilancia en la zona del sótano donde nos encontrabamos, además de que el encargado de seguridad no estaba localizable, ¿ese es el nivel de seguridad que ofrecen?

¿Por qué si uno paga una cuota de estacionamiento no se puede tener seguridad? Además de los beneficios y conveniencia de estar en el lugar que nos interesa, nuestro pago por estacionamiento debería brindarnos seguridad al obligar a que las empresas tengan protocolos de vigilancia tales como rondas de personal y sistemas de video vigilancia adecuados que permitan analizar casos como el mío, donde el robo se realizó justo a un costado de una cámara y que por ende debió quedar grabado y registrado en caso de que el sistema sea funcional. El análisis de dicha grabación debería permitir no solo la aplicación del seguro a terceros contratado por el establecimiento como protección al usuario sino además la identificación de las personas que están entrando a cometer actos ilícitos y delictivos.

Tengo la seguridad de que no soy el único al que le ha pasado pues una simple búsqueda en internet muestra la gran cantidad de personas y usuarios de estacionamiento que han sido víctimas de estos delitos en aumento quedando totalmente desprotegidos aún cuando pagamos por un servicio.

Exijamos a las autoridades mexicanas que exijan por su parte a las empresas que ofrecen el servicio de estacionamiento con cobro, como COPEMSA, que implementen protocolos de seguridad y vigilancia, así como la obligación de contratar y usar seguros que cubran el robo de autopartes, el robo de objetos al interior de los automóviles y los daños a los mismos, comprobables utilizando sus sistemas de video vigilancia. De otra forma, que no cobren por el servicio y que sea, como en otros países del mundo, parte de las comodidades que ofrecen las plazas comerciales y lugares de trabajo donde, en efecto, no existen responsabilidades pues no hay empresa que ofrezca servicio alguno.



Hoy: Daniel cuenta con tu ayuda

Daniel Gomez necesita tu ayuda con esta petición «PROFECO: Hacer que los estacionamientos de cobro se responsabilicen por robos y daños a vehiculos». Súmate a Daniel y 288 persona que han firmado hoy.