Soberanía nacional

Soberanía nacional

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!
Al lograr 500 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.
Federico Antún lanzó esta petición dirigida para Presidente Luis Abinader (Presidente de la República Dominicana)

Petición Pública.
Al Presidente de la República Luis Abinader Corona.
A los Ministros de Estado que integran el Consejo Nacional de Migración.
A los Senadores y Diputados de la República.
A los Magistrados del Tribunal Constitucional.

Los ciudadanos que suscribimos la presente petición pública, formulada conforme al mandato del artículo 22 numeral 4 de la Constitución de la República, nos dirigimos con espíritu constructivo y patriótico a todos Ustedes, como responsables de los Poderes Públicos, para solicitarles con carácter de suma urgencia la adopción de un conjunto de decisiones políticas y jurídicas que son imprescindibles para defender, preservar y afianzar la soberanía y autodeterminación nacionales, la integridad territorial y la identidad dominicana:

1. Es importante que el Presidente de la República instruya al Consejo Nacional de Migración (CNM) dejar formalmente sin efecto, cuanto antes, el Plan de Contingencia para enfrentar Flujos Masivos de Refugiados elaborado por el Instituto Nacional de Migración durante el año 2019, por constituir el mismo un peligroso instrumento inconstitucional, ilegal y lesivo a los intereses de la nación. Esa decisión contribuiría a reforzar la credibilidad del promisorio giro estratégico que ha significado que tanto el Presidente de la República como el Ministro de Relaciones Exteriores hayan sido enfáticos en declarar “que no existe ni podrá existir” una solución dominicana a los problemas de Haití. No olvidemos que este planteamiento constituye una premisa inexcusable para que el gobierno dominicano pueda emprender el apremiante esfuerzo internacional de alcanzar un serio y consistente compromiso de corresponsabilidad tanto de la Comunidad Internacional como de las autoridades haitianas para la reconstrucción de Haití en Haití. Estamos plenamente conscientes que solo esa reorientación del enfoque estratégico de las políticas del Estado Dominicano, aseguraría la estabilidad y seguridad que precisa la Isla de Santo Domingo, que, a su vez, resulta ser clave para la paz y el orden público internacional en la Región del Caribe. Reclamamos también que ambas cámaras del Congreso Nacional asuman una actitud diligente y consecuente con sus responsabilidades, formando una comisión de investigación que determine cómo un órgano técnico como el Instituto Nacional de Migraciones pudo formular un plan con objetivos tan peligrosos y comprometedores para la República para enfrentar supuestos de situaciones extremas en el vecino país insular, que implicarían la aceptación de un traslado masivo y abrupto de cientos de miles de haitianos hacia el territorio nacional, agravando el serio problema internacional que ya confrontamos. El Congreso Nacional no debe olvidar nunca que tiene responsabilidades constitucionales indeclinables en materia de migración, y que al igual que todos los demás poderes públicos debe velar por la estricta observancia del artículo 3 de la Constitución de la República relativo al principio de soberanía y al rechazo de cualquier forma de intervención que atente contra los intereses de la nación.

2. Consideramos también como asunto de alta prioridad que el gobierno dominicano retire del Tribunal Constitucional el Acuerdo de Pre autorización en materia de Transporte Aéreo suscrito por el gobierno anterior con los Estados Unidos, para proceder a su renegociación, eliminando las cláusulas y el anexo inaceptables y contrarios a la Constitución que contienen, al disponer la condicionalidad de que la política de refugio y asilo de la República quede sometida a la supervisión de los Organismos Internacionales y de los propios Estados Unidos. Cualquier acuerdo de Pre autorización en materia de Transporte Aéreo con los EEUU, debe responder a los estándares aplicados a los acuerdos similares suscritos por esa potencia con otros estados. En caso de que el Poder Ejecutivo no obtempere a esta solicitud de justicia y razón, instamos al Tribunal Constitucional a rechazarlo, con la misma determinación con que declaró nulo en 2017 el Acuerdo de Inmunidades suscrito con los EEUU que permitiría la presencia de personal militar de ese país en el territorio nacional, sin límites de tiempo ni restricciones en relación a armas y equipos tecnológicos, careciendo además de las correspondencia, garantías y equilibrios que deben acompañar siempre los acuerdos en materia de defensa.

3. Finalmente, instamos a los responsables de los poderes públicos a exigir a los organismos internacionales y a las autoridades extranjeras, a abstenerse de instrumentalizar con predicamento neocolonialista, los programas de cooperación y asistencia para imponer agendas ideológicas en aspectos que son del dominio reservado de las naciones, como las regulaciones sobre migración, nacionalidad y frontera, o bien la protección debida a la vida, la familia y los valores de identidad y la historia de la nación dominicana. En ese sentido, exhortamos al Presidente Abinader a suscribir la Declaración de Génova de del 22 de Octubre del 2020 sobre el Fomento de la Salud de las Mujeres y el Fortalecimiento de la Familia, respaldada por 33 naciones de todos los continentes, cuyos líderes creen que las Naciones Unidas y sus organizaciones, así como las relaciones internacionales en general, deben regirse con apego a sus principios y valores fundacionales, y que por tanto, resulta inaceptable destruir la soberanía de las naciones y la identidad de los pueblos con la imposición de visiones acomodaticias y distorsionadas por las formas ideológicas de una posmodernidad y un discurso globalista desquiciado y desquiciante. Ese principio de soberanía y autodeterminación acaba de tener un gran triunfo histórico en la lucha librada por Polonia y Hungría, en el marco de sus relaciones con la Unión Europa, que sin dudas servirá, de poderoso referente para los países Asia/Caribe/ Pacífico ACP y para todos los naciones que luchan por sus derechos al propio desarrollo y al respeto de su identidad y sus valores consustanciales.

Con la confianza de que la presente Petición Pública reciba la atención y la respuesta que corresponde, nos despedimos con el respeto y la consideración debida a sus altas investiduras

NOTA: La fundación change.org pudiera solicitarle una donación para su gestión, dicho aporte no es obligatorio y no es relacionado a nuestra causa.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!
Al lograr 500 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.