DESAMORTIZACIÓN BIENES DE LA IGLESIA CATÓLICA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


A lo largo de la historia, ha habido varias desamortizaciones de bienes, principalmente de la iglesia católica, pero también municipales.

Lo situación que estamos viviendo ahora mismo, es una repetición de lo ya vivido en tiempos pasados.

A lo largo de la historia, la iglesia, bien por donaciones, por concesiones de la realeza, bien por botín de guerras, por privilegios durante la dictadura franquista, ha acumulado un patrimonio considerable. Hoy en día, dicho patrimonio sigue acumulándose a grandes velocidades, utilizando otros medios: Casillas del IRPF, exenciones fiscales, inmatriculaciones de bienes, negocios privados, medios de comunicación.

Por otro lado, la Hacienda Pública española siempre ha estado en crisis, con una alta precariedad. En tiempos pasados,  debido a una seria de conflictos permanentes, tanto de índole interna (inestabilidad política, guerras carlistas), como de índole externa, producto de una nefasta política exterior. En tiempos actuales por razones como un alto fraude fiscal, una política laboral de sueldos bajos, una falta de progresividad, amnistías fiscales, exenciones a las empresas, tributaciones en otros países,....

Con la situación actual (la de la iglesia y la de la hacienda) y con la experiencia de desamortizaciones anteriores, ha llegado el momento de una nueva desamortización. Una desamortización eficaz, que sirva para que Hacienda aumente los ingresos a través de la carga impositiva de los bienes desamortizados, por los que la iglesia tributa en poca o en ninguna medida.

Una desamortización, que a diferencia de las llevadas a cabo anteriormente, sea transparente a la ciudadanía para que se puede hacer seguimiento del proceso, limitando el acceso de grandes capitales y facilitando, mediante la constitución de cooperativas o sociedades anónimas laborales,  el acceso de los trabajadores a la gestión de su propia actividad económica, haciendo de contrapeso a las degradantes condiciones laborales que la ley de la sacrosanta oferta y demanda ha instaurado en numerosos sectores del mundo laboral (salarios de miseria, contratos temporales abusivos, cotizaciones mínimas, falsos autónomos).

No estoy pidiendo nada revolucionario, simplemente justicia y sentido común, que deberían ser sinónimos.



Hoy: Marc cuenta con tu ayuda

Marc Cabanilles Martí necesita tu ayuda con esta petición «PRESIDENTE GOBIERNO DE ESPAÑA: DESAMORTIZACIÓN BIENES DE LA IGLESIA CATÓLICA». Únete a Marc y 452 personas que ya han firmado.