Disolución del Ayuntamiento de Melilla

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!

Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas

En las últimas semanas los melillenses hemos visto al Tribunal Supremo condenando a la cárcel e inhabilitando al líder de CpM, el mayor de los partidos que sustenta el gobierno tripartito de la Ciudad Autónoma, a pesar de lo cual continúa ejerciendo como Presidente en la sombra.

Igualmente hemos visto cómo el Juzgado de Instrucción nº3 de Melilla ha acordado abrir diligencias previas contra el tránsfuga Jesús Delgado, el ex-líder de VOX que apoya al gobierno sin formar parte del mismo oficialmente, por un presunto delito de apropiación indebida de más de 80.000€ durante su etapa al frente del Colegio Oficial de Médicos.

Para remate, esta semana hemos visto como Ciudadanos ha expulsado del partido al Presidente Eduardo de Castro, por ocultar que lleva meses imputado por el caso de Rostrogordo y su reciente imputación por el caso Grúa. El destacado dirigente Edmundo Bal ha afirmado que lo han expulsado porque en Ciudadanos "los corruptos no les duran ni 5 minutos".

El Presidente De Castro ha anunciado que no piensa dimitir y que se aferrará a su cargo como una garrapata, por lo cual pasará a convertirse en un Tránsfuga, lo cual implicará que, según el Reglamento de la Asamblea de Melilla, deberá dejar su cargo como Presidente.

Y todo ello viene ocurriendo mientras que en el PSOE, el tercer partido que conforma el tripartito, sus dirigentes están más preocupados por organizar Paellas para los amigos a pesar de la pandemia y, sobretodo, en tratar de evitar que su Secretaria General y Vicepresidenta 1ª de la Ciudad también sea imputada en breve por el caso Grúa.

La gobernabilidad de la Ciudad ha quedado herida de muerte y la situación política es insostenible. En plena pandemia Melilla no puede permitirse esta situación durante los más de 2 años de legislatura que aún quedan.

En consecuencia, los melillenses le reclamamos que proceda a la inmediata disolución del gobierno de la Ciudad Autónoma y que se proceda a convocar elecciones que den la palabra a la ciudadanía para dar respuesta al caos que estamos viviendo.