¡NO A LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PLANTA DE FERTILIZANTES EN COATZACOALCOS, VERACRUZ!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


Luego de la presentación de los 100 compromisos del Gobierno de México encabezado por el Lic. Andrés Manuel López Obrador en los que se incluye a la agroecología como parte del compromiso 74, nos permitimos hacer el siguiente posicionamiento con el fin de contribuir al debate y a la construcción de una política pública agroalimentaria sustentada en el trabajo de base realizado durante las últimas cuatro décadas por campesinos, productores, académicos, ONG’s y consumidores.

La Agroecología aplica los conceptos y los principios ecológicos para diseñar y manejar agroecosistemas sostenibles, sin necesidad de agroquimicos. Desde una perspectiva más amplia, la agroecología no se limita únicamente a lo productivo sino que propone el manejo ecológico de los recursos naturales mediante formas de acción social colectiva, que constituyan alternativas a la actual crisis civilizatoria. A través de propuestas participativas, en los ámbitos de la producción y la circulación alternativa de sus productos, busca establecer formas de producción y consumo que contribuyan a encarar el deterioro ecológico y social generado por el neoliberalismo actual. Una política y acción agroecológica:

  1. Trabaja para lograr la soberanía alimentaria, como un derecho inalienable de los pueblos para decidir el qué, cómo y para quien producir alimentos,  y promueve el autoabasto de alimentos sanos, limpios y locales, antes que  la producción de materias primas para la industria, los biocombustibles y la exportación
  2. Trabaja para lograr la soberanía tecnológica, eliminando el uso de agroquímicos mediante el uso de tecnologías campesinas y las generadas en instituciones del país.
  3. Trabaja para lograr la soberanía energética, disminuyendo el uso de combustibles fósiles y promoviendo las energías limpias.
  4. Contribuye al Buen Vivir de las personas, promoviendo los valores del cuidado de la vida, el apoyo mutuo, la espiritualidad, la frugalidad y la interdependencia.

Por lo anteriormente expuesto, proponemos que la Agroecología tiene que impulsarse como política pública en México desde la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. Dicho lo anterior,  consideramos que el compromiso veinte del gobierno actual representa una franca contradicción para la agroecología. Iniciar un programa de entrega de fertilizantes y la operación de la planta de fertilizantes en Coatzacoalcos, Veracruz perpetúa la dependencia a insumos externos y el impacto ambiental y en la salud humana de la producción agroalimentaria.

Firma para que el gobierno de México cancele la construcción de una planta de Fertilizantes y la entrega de agroquímicos a campesinos y productores.