APORTE POLITICO PATRIOTICO YA

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


Si por un decreto de necesidad y urgencia se pudieron modificar pilares legales, normativas y la asignación de recursos, perfectamente por otro se podrían reasignar por un lapso de tiempo las enormes sumas de dinero público que se destinan a los sueldos de diputados, concejales, senadores, asesores, directores, subdirectores e infinidad de funcionarios del plantes del Estado, miles de subsidios no indispensables que hoy carecen de sentido, jubilaciones de privilegio, etc para destinarlas a crear un fondo nacional de asistencia a estas personas y familias urgidas de una mano solidaria, para las personas que lamentablemente quedarán en estado de indefensión.

El albañil jornalero que cobra por día, semana o quincena, los peones de taxis, las mozas y mozos de bares y restaurantes, quienes trabajan en mantenimientos variados, quienes venden comida, objetos o artesanías en la calle o en su casa y podría continuar con centenas de ejemplos. Millones de argentinos que llevaban adelante con dignidad un trabajo informal u oficio para sustentarse a sí mismos y a sus familias y que hoy están en una situación desesperante que tenderá a agravarse por la aparición del coronavirus y la cuarentena de él derivada.

Según la encuesta de la UCA el 49,3 % de los trabajadores en la Argentina tiene un trabajo informal / microinformal, sin aportes de seguridad social y que ya antes de esta crisis estaban al borde de la pobreza o en la pobreza misma.
He percibido estos días esa desesperación, esa terrible angustia consecuencia lógica al no saber si van a poder poner un plato de comida en su mesa y la de sus hijos.
Resulta evidente e imperioso contemplar estas situaciones.