NO a la candidatura Argentina/Uruguay Mundial FIFA 2030

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Solicitud de rechazo por parte del Poder Legislativo a la candidatura de Argentina como co-organizadora del Mundial de Fútbol FIFA 2030

Reciéntemente ha cobrado fuerza la iniciativa para que Argentina y Uruguay oficializen su postulación como co-organizadores del Mundial de Fútbol FIFA 2030. No es de extrañar que esto haya generado entusiasmo en muchos. El fútbol despierta pasiones en los dos países. También se ha resaltado el simbolismo de organizar este evento conjuntamente, a 100 años del primer mundial organizado en Uruguay, en cuya final compitieron los dos seleccionados. Además de esto, los argumentos presentados a favor de la postulación son: a) los países se beneficiarán de la infraestructura que quede; b) el turismo relacinado al mundial generará ingresos por millones de US$; c) los países se beneficiarán del prestigio internacional relacionado a organizar exitosamente el mega-evento, y logrará promocionarse en el mundo; d) la gente que ama el fútbol y de otra manera no podría acceder a un partido mundialista tendrá la oportunidad de hacerlo.

Sin deslegitimar la ilusión que genera en mucha gente la posibilidad de asistir a un partido mundialista, es importante abordar cada uno de estos argumentos con detenimiento y analizar las siguientes cuestiones:

A) Ninguno de los estadios existentes a la fecha, en ninguno de los dos países, cumple con las normativas de la FIFA. Incrementar las comodidades y la seguridad en los estadios Argentinos y Uruguayos seguramente beneficiará a los fanáticos del fútbol local incluso después del mundial, pero el costo que eso va a generar para los dos Estados es astronómico, y no se tiene ninguna certeza de obtener un retorno económico que lo justifique. Por otro lado, hay que considerar también que estos gastos pueden llevar a un incremento en el precio de las entradas para los partidos de las respectivas ligas, excluyendo así a muchos de la posibilidad de asistir a los partidos por cuestiones económicas.

B) De los últimos países en vías de desarrollo que han sido sede organizadora del mundial, Brasil invirtió cerca de US$ 15.000 millones en infraestructura (estadios, medios de transporte, aeropuertos y demás), mientras que Sudáfrica invirtió aproximadamente  US$ 3.500 millones. En los dos casos, los retornos económicos han sido mucho menores a los esperados, y en Sudáfrica el impacto económico fue incluso negativo. La infraestructura queda, pero es útil a la población sólo si es planificada en primer lugar en función de las necesidades de esa población y, sólo en segundo lugar, como apoyo para el mundial (como muestran los casos exitosos de Barcelona y Londres con los Juegos Olímpicos, en los cuales existieron proyectos urbanos en torno de la organización de los mega-eventos). La infraestructura abandonada y en desuso de mega-eventos como los Juegos Olímpicos de Atenas y Rio de Janeiro dan testimonio de lo que puede suceder en caso contrario.

C) El prestigio que puede ganar el país es sólo pasajero, y la publicidad puede incluso jugar en contra si (como sucedió en Brasil) queda al descubierto el astronómico monto de dinero gastado en los eventos mientras sectores enormes de la población viven bajo la línea de pobreza.

D) Teniendo en cuenta el costo de las entradas, la cantidad de entradas vendidas directamente en el extranjero y la cantidad de entradas entregadas a los auspiciantes de manera directa, dificilmente pueda el ciudadano de a pie acceder a un partido mundialista de interés.

E) La FIFA es la que se queda con el dinero de entradas, derechos de televisación, publicidad y concesiones, llevándose miles de millones de US$ del país y dejando prácticamente nada detrás, salvo el "derrame".

F) Tanto Argentina como Uruguay tienen serios problemas económicos y sociales, con economías estancadas y sectores amplios de la población bajo la línea de pobreza. Deberían existir otras prioridades antes que gastar miles de millones de US$ en organizar este evento. No se comprende bien cómo se compatibiliza el discurso de "reducir el gasto estatal" con este proyecto, salvo que se trate de un proyecto para generar capital político de corto plazo y distribuir negocios de construcción de infraestructura.

G) Todas las promesas de ganancias futuras, utilización de infraestructura, beneficios para las ciudades, etc. no son más que eso. Si esos son los resultados que se buscan y se cuenta con el capital para hacerlo, mejor sería invertir directamente en infraestructura, transporte y demás, sin mundial de por medio que nuble las prioridades y sin derrochar dinero en estadios fastuosos. Apostar a que la organización del mundial traiga estos resultados, como los ha hecho en Londres y Barcelona, es justamente eso, apostar. Considerando la situación social y económica, el estado Argentino no tiene resto como para hacer una apuesta de tal tamaño. Si el dinero existe, que se invierta. Si no, no juguemos a la ruleta con las posibilidades de desarrollo futuro y el bienestar de los ciudadanos.

La propuesta de organizar un mundial puede resonar en la población e incluso ilusionar a muchos, pero no es más que populismo con objetivos políticos de corto plazo, y puede resultarle muy caro al país.

NO a la candidatura de Argentina para co-organizar el Mundial 2030. Invirtamos el dinero de nuestros pueblos en mejorar la vida del pueblo. Invirtamo en el futuro responsablemente.



Hoy: NO al Mundial Argentina/Uruguay 2030 cuenta con tu ayuda

NO al Mundial Argentina/Uruguay 2030 necesita tu ayuda con esta petición «Presidencia : NO a la candidatura Argentina/Uruguay Mundial FIFA 2030». Únete a NO al Mundial Argentina/Uruguay 2030 y 4 personas que ya han firmado.