Pornhub gratis, una irresponsabilidad social hacia la infancia y las mujeres

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!

Con 2.500 firmas, es más probable que esta petición sea publicada en los medios de comunicación locales

Adicción, violencia de género, depresión, disfunción eréctil, impactos negativos y perjudiciales en el cerebro, enfermedades de transmisión sexual, cosificación, trata de personas, prostitución, explotación principalmente de mujeres y menores de edad, etc.

La noticia de que el canal más importante de pornografía, Pornhub, abre gratis sus contenidos de pago –durante el periodo de cuarentena por el coronavirus COVID-19– ha puesto en alerta a madres, padres, educadores y a todas las personas que defienden los derechos de la mujer y el menor.

– El consumo de pornografía, aunque empiece de forma ocasional, se convierte rápidamente en una actividad que busca ser repetida para obtener la satisfacción anterior; lo que deriva, en muchos casos, en adicción.

– La ausencia de filtros para menores de edad se da en, prácticamente, todos los vídeos de la web, hasta en el apartado llamado “Sexo duro”.

- La industria del porno blanquea su imagen, pero se nutre de abusos a mujeres e incluso de auténticos delitos sexuales para generar negocio.

La Fundación Aprender a Mirar (FAAM) y la Asociación de Consumidores de Medios Audiovisuales de Cataluña (ACMAC), en su empeño por proteger al menor y en línea con su proyecto social de empoderamiento de la mujer (ambos en el entorno audiovisual y digital), denuncian y explican cómo esta propuesta pretende manipular al consumidor y es una irresponsabilidad social hacia la infancia, las mujeres y las familias que están viviendo un tiempo de obligado confinamiento.

Después de realizar una recopilación de estudios con base científica –disponible en fundacionaprenderamirar.org y en consumidorsaudiovisuals.cat–, ambas entidades inician esta acción de alerta a los padres y madres, últimos responsables de los menores de edad, a las autoridades competentes y a la sociedad en general:

1. Pedimos una actuación rápida y eficaz para proteger a los niños y niñas de este tipo de contenidos que se consumen con entera libertad en la red.
2. Por eso, reclamamos que las plataformas implicadas, en especial Pornhub, incluyan un auténtico control de acceso por edades que asegure la salvaguarda que exige la legislación.
3. Así mismo, exigimos a las autoridades competentes, estatales, autonómicas y municipales, que sean estrictas con la ley y el amparo de sus ciudadanos más frágiles. Deben aplicar los criterios restrictivos y punitivos que ellos mismos han impuesto a través de los órganos legislativos y ejecutivos, sin olvidar los judiciales.
4. Finalmente, y lo más determinante, apelamos a todas las personas para que apoyen esta campaña con los hechos y con su difusión.
5. Y, como siempre, padres, madres y educadores, en este periodo de más consumo audiovisual, no “abandonemos” a los menores de edad en el inmenso mundo de internet sin supervisión ni pensamiento crítico. Ayudémosles a elegir bien los contenidos de las pantallas.