Poder otorgar en testamento a quien cada cual crea conveniente. Poder desheredar hijos.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


En la actualidad, por ley, los hijos se quedan indiscutiblemente con el 66% de la herencia, y solo el resto se puede otorgar libremente a quien cada cual crea conveniente.

Esta modificación en la Ley, se solicita principalmente por el daño que puede causar en viudos, viudas e hijos menores de edad, y se pretende con ello poder hacer testamento en favor de quien cada cual considere oportuno, como ya se viene produciendo en comunidades autónomas como Navarra o País Vasco.

El Código Civil español, en su Artículo 813, dice:

El testador no podrá privar a los herederos de su legítima sino en los casos expresamente determinados por la ley. Tampoco podrá imponer sobre ella gravamen, ni condición, ni sustitución de ninguna especie, salvo lo dispuesto en cuanto al usufructo de viudo y lo establecido en el artículo 808 respecto de los hijos o descendientes judicialmente incapacitados.

Lo justo sería Modificarlo de tal forma que dicho artículo rezara así:

El testador no podrá privar a los herederos menores de edad o descendientes judicialmente incapacitados de su legítima.Tampoco podrá imponer sobre ella gravamen, ni condición, ni sustitución de ninguna especie, salvo lo dispuesto en cuanto al usufructo de viudo y lo establecido en el artículo 808 respecto de los hijos o descendientes judicialmente incapacitados.

El Código Civil de España se basa en el código civil Publicado en el BOE núm. 206, de 25 de julio de 1889, páginas 249 a 259 (11 págs.)·  Departamento: Ministerio de Gracia y Justicia. ·  Referencia: BOE-A-1889-4763.

Y se puede entender el caracter proteccionista de la norma en el momento de su redacción, por las circunstancias de analfabetismo, de pobreza y e indefensión en la sucesión del patrimonio de padres a hijos, o a padres en ausencia de hijos, pero hoy en día resulta una norma anacrónica, que muy por el contrario, lo que crea es una limitación en el derecho de la libre disposición de la propiedad privada, una desigualdad entre españoles por razón de parentesco y una desprotección de los hijos menores frente a los que ya son mayores de edad.

En la sociedad actual, la longevidad y las nuevas formas de familia, son una realidad aplastante, y suponen unos cambios a los que la norma no se ajusta, creando injusticias entre hermanos, viudos y otros seres más queridos que los propios hijos o padres.

Hoy en día la esperanza de vida se situa en España por encima de los 83 años, y como consecuencia implica que a la hora de heredar, los hijos puedan rondar la cincuentena de años, es decir, adultos independientes y autónomos, a los que razonadamente no debería de corresponderles por ley ningún derecho obligatorio de obtener la herencia de otra persona, sus padres en este caso. Igualmente en el caso de herederos forzosos por ascendencia; teniendo estos prioridad frente a la viuda.

En el caso de nuevos matrimonios y nuevos hijos, si las diferencias de edades entre unos y otros fueran grandes se estaría privando a los padres el poder legar por testamento sus bienes a los hijos menores de edad, que si están protegidos por leyes específicas. Y en el caso de las viudas, madres o no, solo podrían disponer como máximo de aprox. un 65% de ese patrimonio en cuyo logro han participado activamente. Quedando el resto, por ley, en manos de hijos mayores, o padres, a los llegaría automáticamente, cualquiera que fuera su situación económica, sin tener en cuenta los verdaderos deseos del testador ni las necesidades de otros familiares o parientes.

Asi como en los, cada vez más frecuentes, casos de desarraigo familiar, en los que los hijos se desentienden de la correcta atención de sus padres, no pudiendo los afectados testar en beneficio de las personas particulares o familiares que se hayan encargado de su cuidado real y efectivo.

Los casos en los que, actualmente, se podría privar de la legítima a los herederos forzosos son los casos expresamente determinados por la ley, y se reducen a temas de maltratos físicos y/o psicológicos, pero no debería de obligarse al testador a buscar ningún tipo de camino para deseheredar a sus herederos forzosos, sino simplemente se debería de permitir testar en conciencia, y otorgar los bienes de su propiedad privada a quien cada cual crea oportuno.

La Constitución española en su Artículo 1 propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, y en su Artículo 14 que Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, y Artículo 33 se reconoce:

1. el derecho a la propiedad privada y a la herencia,

2. La función social de estos derechos delimitará su contenido, de acuerdo con las leyes, y es en este punto donde hace referencia a unas leyes anacrónicas que impiden desheredar de la legítima a los hijos mayores de edad no incapacitados o a los ascendientes, produciendose una injusticia que impide la libre disposición de la propiedad privada y de la libre elección de herederos.

Ahora mismo, además de no ser libres de otorgar en testamento a quien creamos conveniente, existe una desigualdad entre españoles, según residas en una u otra comunidad autónoma.

Por estos motivos, principalmente, se pide que se modifique el articulado del código civil que impide desheredar de la legítima a los hijos mayores de edad no incapacitados judicialmente y a los ascendientes.



Hoy: Enrique cuenta con tu ayuda

Enrique Camejo necesita tu ayuda con esta petición «Poder otorgar en testamento a quien cada cual crea conveniente. Poder desheredar a hijos. Ahora no se puede.». Únete a Enrique y 106 personas que ya han firmado.