JUSTICIA Y VERDAD POR PABLO

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


CARTA DE MI MAMA. Ayudenos!
Que llegue a los custodias que declararon en falso testimonio
Sr:………..
Una tarde del día 20 de agosto de 2014, cambió rotundamente mí vida y la de mí familia. Nunca volveremos a ser las mismas personas que hasta ese momento fuimos.
Uno de mis tres hijos, se llamaba Pablo.
Ese día nos levantamos como todos los días, hicimos cada uno nuestras obligaciones, almorzamos juntos y al retirarse mi marido para regresar a su trabajo habitual, Pablo le dice…- El domingo juega el barça, miramos el partido?. Le contestó. – Claro que siii!!
Luego Pablo se dirige a mí y me dice… - mamá te vas a recostar?... No, respondí. Me voy 20 minutos a la compu, y me dijo…- Bueno, me cruzo a enfrente a tomar sol 20 minutos que estas en la compu y vuelvo.
Salió de mi casa, cruzó habran pasado 15 minutos ya que yo me iba a recostar y siento un ruido como una explosión, para mis oídos choque no era, pero parecía una explosión algo que se reventaba o dos autos que se hubiesen tocado leve, no un choque. Y seguí subiendo la escalera hacia el dormitorio, luego pensé y si se tocaron dos autos y Pablo está en la esquina tomando sol, salí hacia la calle para ver que había pasado, vi lo que nunca hubiera imaginado ver, lo que todavía para no tiene palabras para explicar. Quería agarrar las partes de mi hijo y armarlo de nuevo para ver si se salvaba, pero dentro de la desesperación me daba cuenta que era imposible, NO LO PODIA ARMAR. Ni siquiera para que le den las primeras urgencias. Luego vi vecinos que me decían fue el camión, corri en busca del camión creo que en medio de mi locura, y vecinos me gritaban, ya lo pararon. Esta a dos cuadras. Me quede al lado de mi hijo, cuidándolo, no se de que?, acariciándolo por última vez , mirándolo por ultima vez, acompañándolo por última vez, y con ese amor que solamente los padres podemos sentir estar unida a él por última vez. En minutos estaba toda la familia pasando por lo mismo. A cada uno de nosotros nos cambió la vida ese momento. Sr……, a usted le pido. Nada más que justicia y no mienta. Sé que el chofer del camión no salió a trabajar con la idea de matar a mi hijo. Lo puedo perdonar. Lo que no puedo perdonar es por un trabajo o por un seguro, omitir o decir la verdad. A usted le hablo. NO MIENTA. SU CONCIENCIA EN ALGUN MOMENTO SE LO VA A COBRAR. OBVIO SI TIENE?... PERO AL MENOS TRATO DE APELAR A QUE DIGA LA VERDAD NADA MÁS QUE ESO.