Que la ciudad de León, aplique con rigor la Ley o que permita la impunidad de un asesino

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!


El 17 de abril de 2017,  Lilivet Saavedra y sus hijos Daniel y Fernando murieron como resultado de un acto de barbarie vial, a manos del conductor Cristóbal Cruz en la ciudad de León, Guanajuato México.

La principal evidencia de los hechos, es un video en donde se muestra una secuencia de movimientos vehiculares, derivados del control automáticos de los semáforos que se ubican en las esquinas de Oceáno Atlántico y el Boulevard Torres Landa. Observando los movimientos se observa:

1) Un flujo vehicular constante de poniente a oriente en el Boulevard Torres Landa

2) La detención de dicho flujo y el inicio del que corresponde a los vehículos que se encontraban en espera, sobre la calle de Océano Atlántico, para avanzar en dirección sur a norte.

3) La intempestiva embestida de la camioneta blanca conducida por Cristobal cruz sobre el vehiculo de la familia de Lilivet, donde su esposo Ernesto Collazo, resultó con graves lesiones con riesgo de muerte hasta las últimas noticias del reporte de su salud.

EL VIDEO SE PRESENTA A CONTINUACIÓN

Crónica de un asesinato al volante

El problema que origina la petición es que no se considere como homicidio culposo, sino doloso en razón de lo siguiente:

1) El flujo, velocidades y coordinación de movimiento vehicular se aprecia con toda normalidad, siendo evidente el nivel de velocidad del vehiculo agresor.

2) Dado que el flujo de poniente a oriente se habia interrumpido e iniciado el correspondiente de sur a norte, es evidente tanto los flujos de oriente a poniente y su contrario estaban obligados a estar detenidos por el control de los semáforos.

3) El momento y punto de choque demuestra que el conductor de la camioneta cruzaba la intersección, con un semáforo que lo obligaba a detenerse.

4) El sistema de semáforos tiene una señal amarilla de advertencia de próximo cambio a color rojo.

5) No se aprecia ninguna intención de frenar ante el inminente choque, por lo que se deduce que o mantenía su nivel alto de velocidad o incluso el aumento de éste por el deseo de cruzar el semáforo en rojo en una consciente y clara intención de violar la norma, al actuar presuntamente sin estar bajo los efectos de drogas o alcohol, de acuerdo a los peritajes.

6) Siendo una práctica común en una ciudad donde no se imponen las debidas restricciones a la mala práctica de acelerar cuando aparece la señal amarilla, la probabilidad de que esto haya ocurrido es muy demostrable.

El carácter de doloso, se adquiere cuando la persona, teniendo plena conciencia de que ejecutar un acto riesgoso, es capaz de ocasionar daños materiales o humanos, incluso la muerte, elimina la posibilidad de considerarlo como "fortuito" toda vez que conscientemente, redujo el valor de la vida humana como consecuencia de sus actos, a un nivel sin importancia, por lo que lo hace absolutamente responsable de un acto despreciable e irresponsable, por lo que se exige su castigo con todo el rigor de la Ley.

La petición sirve para que un castigo así sirva para evitar que ocurra un hecho así nuevamente y que las autoridades de León, Guanajuato, determinen medidas rigurosas para proteger a la ciudadanía de personas que desprecian la vida del resto de los ciudadanos.

 

 



Hoy: PRO-ETICA CIUDADANA cuenta con tu ayuda

PRO-ETICA CIUDADANA necesita tu ayuda con esta petición «Poder Judicial del Estado de Guanajuato: Que la ciudad de León, aplique con rigor la Ley o que permita la impunidad de un asesino». Súmate a PRO-ETICA CIUDADANA y 21 persona que han firmado hoy.