Petition Closed
Petitioning Presidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero

Pide a Paulino Rivero que pare el Puerto de Granadilla en el que no vuelan los aviones

Pedimos, que se detenga de manera inmediata la construcción del Puerto de Granadilla, actuando en defensa de nuestro medio ambiente, con la misma sensibilidad que ha demostrado con el intento de prospecciones petrolíferas en nuestras islas. A la callada, mientras los ciudadanos canarios están inmersos en sobrevivir a una dura crisis, sufriendo multitud de recortes en servicios básicos, se empeñan en destruir nuestra tierra, mar y aire de nuestras queridas islas. Nuestra Tierra, conviertiendo la isla en un queso de Gruyére con grandes extracciones de tierras en múltiples puntos de la isla. Nuestro Mar, destrozando una de las pocas zonas vírgenes de nuestra acribillada costa, con un alto valor ecológico y turístico, poniendo en riesgo el futuro económico. Nuestro aire, apostando por un combustible altamente contamienante y peligrosos como es el gas en una comarca en la que abunda el viento y el sol como fuentes naturales y no contaminantes. No es de recibo seguir construyendo obras como puertos en los que los aviones no pueden volar, porque parece que atracar los barcos no lo van a hacer. Es seguir urgando en la herida del ladrillo que nos trajeron los lodos de esta crisis. Puedes obtener más información en http://www.noincineraciontenerife.com/noticias/canteras_puerto_granadilla.htm Todas estas razones y muchos más que siguen presentes en los corazones de nuestros ciudadanos, son las que nos motivan a solictar la detención de las obras del Puerto de Granadilla
Letter to
Presidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero
Estimado Sr. D. Paulino Rivero:

Le pedimos, que detenga de manera inmediata la construcción del Puerto de Granadilla, actuando en defensa de nuestro medio ambiente, con la misma sensibilidad que ha demostrado con el intento de prospecciones petrolíferas en nuestras islas.

A la callada, mientras los ciudadanos están inmersos en sobrevivir a una dura crisis, sufriendo multitud de recortes en servicios básicos, se empeñan en destruir nuestra tierra, mar y aire de nuestras queridas islas.

Nuestra Tierra, conviertiendo la isla en un queso de Gruyére con grandes extracciones de tierras en múltiples puntos de la isla.

Nuestro Mar, destrozando una de las pocas zonas vírgenes de nuestra acribillada costa, con un alto valor ecológico y turístico, poniendo en riesgo el futuro económico.

Nuestro aire, apostando por un combustible altamente contamienante y peligrosos como es el gas en una comarca en la que abunda el viento y el sol como fuentes naturales y no contaminantes.

No es de recibo seguir construyendo obras como puertos en los que los aviones no pueden volar, porque atracar parece que los barcos no lo van a hacer. Es seguir urgando en la herida del ladrillo que nos trajo estos lodos de la crisis.

Todas estas razones, y muchas más que siguen presentes en los corazones de muchos canarios, son las que nos llevan a pedirle el cese definitivo de las obras del Puerto de Granadilla.