Petition Closed
Petitioning Dª Domi Fernández Rodríguez

Permite que más de 600 alumnos sigan disfrutando de la música


El primer edil vallisoletano, Francisco Javier León de la Riva, pretende desmantelar la actual escuela municipal de música de Valladolid, para convertirla en poco más que una academia de estudios de introducción al conservatorio con profesores sin titulación profesional. Actualmente la escuela presenta una oportunidad para todas aquellas personas amantes de la música que, por tiempo o por cualquier otra circunstancia, no desean acceder al conservatorio, y disfrutar de su pasión rodeada de gente de intereses similares. De seguir adelante su propuesta, dejará en la calle a más de una treintena de apasionados profesores, y más de 600 alumnos. Sus argumentos son que los cursos superiores representan una "ruina municipal", desde mi punto de vista, invertir en cultura bajo ninguna circunstancia puede suponer una ruina, si no una inversión de futuro en gente apasionada por la música. Además, los gastos de la escuela municipal de música son subvencionados en aproximadamente un 50% por parte del alumnado, un alumnado, además, que año tras año intenta acceder a la misma, y más de un 75% de las matrículas son desechadas por falta de profesorado e instalaciones. En tiempos de crisis, es necesario ajustar los presupuestos, pero un recorte de este tipo en la cultura de la ciudad no me parece tolerable, basado en datos que no son ciertos, cuando se podría enfocar de un modo que representara incluso un beneficio a la alcaldía. Por eso te pido que firmes esta petición para pedirle a la Concejala Delegada General de Atención y Participación Ciudadana, Dª Domi Fernández Rodríguez, que haga recapacitar al Alcalde sobre sus palabras, y que por favor convoque al Consejo Municipal de Educación para debatir la reforma del Reglamento de la Escuela Municipal de Música en el pleno que se celebrará en los próximos días.
Letter to
Dª Domi Fernández Rodríguez
Dª Domi Fernández Rodríguez.
Al hilo de las declaraciones del actual Alcalde de Valladolid, Don Francisco Javier León de la Riva, acerca de la escuela municipal de música "Mariano de las Heras" me gustaría que hiciera recapacitar al mismo sobre las implicaciones que sus modificaciones al actual plan de estudios provocarán en el funcionamiento de la mencionada institución.
El Alcalde dice que las clases de cursos superiores suponen "clases particulares de 1 o 2 alumnos".
Le invito a que se acerque a las clases de coro, sábados por la mañana, donde hasta tres grupos diferentes de coros, con más de 50 integrantes cada uno, disfrutan de la pasión de la música coral todas las semanas y podrá comprobar que no son en absoluto clases particulares, en ocasiones, incluso, el aula más grande del recién estrenado centro cívico se queda pequeña. También le invito a que se acerque al mismo aula los martes por la tarde durante la sesión de orquesta, o que asista a algún ensayo de las agrupaciones que tienen lugar en el mismo centro cívico. El actual reglamento, de hecho, obliga a que los grupos de formación musical estén formados inicialmente por tres o cuatro alumnos, y dichos grupos tienen una ocupación superior al 85%.
También afirma que dichas clases suponen una "ruina municipal", y que todo aquel que valga "vaya al conservatorio". La escuela está financiada aproximadamente en un 50% con el dinero de los alumnos, y más de un 75% de los alumnos que desean entrar en la misma no pueden debido al ya restrictivo actual sistema de aceptación de matrícula. La mayoría de los alumnos de la escuela no están allí para preparase para asistir al Conservatorio, están allí porque es la única alternativa que tienen al mismo para disfrutar de la música. De negársela, se le está negando el acceso a la cultura a más de 600 personas. Le animo a que invite a Don Francisco Javier León de la Riva, y usted misma, a que se sienten a dialogar con los profesores de la escuela, representantes del AMPA, alumnos y antiguos alumnos, y antes de llegar a una decisión tan drástica, logren llegar a un acuerdo que favorezca, no sólo a dichos profesores y alumnos, si no a todos aquellos vallisoletanos que deseen disfrutar de la música de una forma distinta a las enseñanzas profesionales del conservatorio.
En sus manos está el asegurar el futuro musical de su ciudad, le ruego que no se deje llevar por el miedo que supone la crisis económica actual y, en vez de minimizar gastos, pueda ver la opción de maximizar la felicidad de sus ciudadanos. Muchas gracias por tenerme en consideración, reciba un cordial saludo,

Alejandro López Alberdi