Permitan a las mascotas viajar con sus humanos en el transporte colectivo por carretera

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


En el Real Decreto 1428/2003, artículo 11, apartado 2e, se prohíbe a los pasajeros de medios de transporte por carretera -tales como autobuses- llevar a sus mascotas a bordo. Sin embargo, esta normativa no se aplica a otros transportes como aviones y trenes que, en función de la política de empresa, sí que los admiten en cabina. Así, normativas como esta, generan contradicciones y arbitrariedades que simplemente dejan a los viajeros y mascotas totalmente discriminados e indefensos.

Recientemente, mi pareja, mi gata y yo nos vimos envueltos en una situación extremadamente violenta e injusta, que detallo a continuación y que me lleva a pedir que cambien la ley, para que sea igual en todos los medios de transporte y podamos llevar a nuestras mascotas a bordo.

La situación fue la siguiente: emigré hace casi 3 años a Suecia y en diciembre volví a Sevilla a visitar a mi familia. El vuelo Gotemburgo-Málaga lo hicimos con Brussels Airlines, porque nos permitía llevar a la gata en cabina dentro de su transportín. El trayecto Málaga-Dos Hermanas lo compramos con Renfe, dado que también se permiten mascotas a bordo con su correspondiente billete. El problema vino cuando el tren se averió a 90km de mi destino y, dejando a un lado la gestión absolutamente nefasta de la incidencia por parte de Renfe, nos quedamos abandonados en la estación de Osuna, mientras el resto de pasajeros seguía su viaje en autobús. A nosotros nos negaron el acceso con la gata de acuerdo con la normativa. La única opción era meter a la gata en el maletero del autobús, sin sujeciones, a oscuras, con frio, ruido y sacudidas, además del evidente riesgo de encontrármela muerta si otras maletas le caían encima. Fue humillante y desesperador ver cómo se desentendieron de nuestro problema y se marcharon sin nosotros.

Por suerte nuestro tren no era el último del día y, con más de 3 horas de retraso nos montamos en el siguiente tren -con los mismos billetes- y le explicamos al revisor lo sucedido para que se apiadase de nosotros y no nos multase.

Cambiemos la ley para evitar que situaciones así sigan ocurriendo. Los animales no son maletas apilables y tienen derecho a viajar con sus humanos. Especialmente cuando viajan con un billete pagado como el de cualquier otro pasajero.



Hoy: Antonio cuenta con tu ayuda

Antonio Cobaleda Cordero necesita tu ayuda con esta petición «Permitan a las mascotas viajar con sus humanos en el transporte colectivo por carretera». Únete a Antonio y 416 personas que ya han firmado.