Petition Closed

MEXICANOS Y MEXICANAS DENTRO Y FUERA DE MEXICO!!!

¡No a la privatización de Pemex!

Hace 70 años, Lázaro Cárdenas del Río, uno de los pocos presidentes realmente cercanos al pueblo, decidió expropiar la industria petrolera. La respuesta de las empresas inglesas y estadunidenses que habían explotado las riquezas energéticas del país desde el siglo XIX no se hizo esperar. Fueron momentos de incertidumbre y de presiones internacionales, pero Lázaro Cárdenas y el pueblo mexicano resistieron. La decisión fue verdaderamente inteligente. A nivel nacional, las empresas privadas extranjeras que extraían petróleo del suelo nacional tenían conflictos laborales con sus trabajadores: la oportunidad y el pretexto perfectos para expropiar no se podían desaprovechar. Además, el visionario Lázaro Cárdenas había avizorado una conflagración mundial (la Segunda Guerra Mundial), la cual impediría a Estados Unidos centrar su atención en los conflictos de sus empresas petroleras. Así fue como se dio la expropiación que tantos beneficios ha traído al país.
Si se entrega la renta petrolera a particulares, nacionales y extranjeros, no habrá forma de mejorar las condiciones de vida y de trabajo del pueblo y se estaría cancelando la posibilidad de transformar a México por la vía pacífica”.

Se prepara un atraco contra el pueblo de México.
El gobierno del PRI, encabezado por Enrique Peña Nieto, quiere entregar las ganancias del petróleo a grandes empresas, nacionales y extranjeras.

1. El petróleo es de todos los mexicanos.
2. Es un recurso natural de la nación.
3. Así está establecido en el artículo 27 constitucional desde 1917.
4. Contando la corrupción y el contratismo, además de la inversión real, extraer un barril de petróleo cuesta 10 dólares. Cada barril se vende en el exterior en 100 dólares. Quieren quedarse con esa ganancia de 90 dólares.
5. La producción petrolera es de 2 millones 600 mil barriles diarios. El 99% de las ganancias de PEMEX se va al presupuesto nacional.

LAS CONSECUENCIAS:

1. Si se entregan las ganancias del petróleo (la llamada renta petrolera) que actualmente representan 40% del presupuesto nacional, se reducirá el erario y no habrá dinero para la educación pública, salud, programas sociales, infraestructura, desarrollo y creación de empleos.
2. Aumentarán los impuestos. Van a buscar el incremento del IVA del 16 al 19% y cobrar el IVA en alimentos, medicinas, libros, transporte y educación.
3. Continuarán los aumentos de los combustibles porque no se harán las refinerías aquí sino que se continuarán comprando la gasolina en el exterior. Si sube la gasolina sube todo lo demás.
4. Si el petróleo cayera en manos extranjeras ya no podría ser palanca para el desarrollo nacional.
5. Perderíamos soberanía porque grandes áreas del territorio serían entregadas a empresas petroleras extranjeras que son respaldadas por sus gobiernos.

NO TE DEJES (ya intentaron engañarte en 2009 con el cuento del “tesorito en aguas profundas”) con las promesas de generación de empleos y disminución del precio de las gasolinas.

Por el contrario, la privatización de la industria petrolera sería el acabóse para México. No permitamos la entrega del futuro de nuestros hijos. No toleremos el saqueo del país.

Es un acto de traición exportar petróleo crudo, pues cancela las posibilidades de desarrollo de la próxima generación.

Letter to
Asesora del Senado de la Republica en Materia Energetica Rocio Nahle Garcia
G17 Miembro del Comite de Estudios de la Energia a Nivel Nacional Rocio Nahle Garcia
“PEMEX al Servicio de la Patria”
¡No a la privatización de Pemex!

Hace 70 años, Lázaro Cárdenas del Río, uno de los pocos presidentes realmente cercanos al pueblo, decidió expropiar la industria petrolera. La respuesta de las empresas inglesas y estadunidenses que habían explotado las riquezas energéticas del país desde el siglo XIX no se hizo esperar. Fueron momentos de incertidumbre y de presiones internacionales, pero Lázaro Cárdenas y el pueblo mexicano resistieron. La decisión fue verdaderamente inteligente. A nivel nacional, las empresas privadas extranjeras que extraían petróleo del suelo nacional tenían conflictos laborales con sus trabajadores: la oportunidad y el pretexto perfectos para expropiar no se podían desaprovechar. Además, el visionario Lázaro Cárdenas había avizorado una conflagración mundial (la Segunda Guerra Mundial), la cual impediría a Estados Unidos centrar su atención en los conflictos de sus empresas petroleras. Así fue como se dio la expropiación que tantos beneficios ha traído al país.
Si se entrega la renta petrolera a particulares, nacionales y extranjeros, no habrá forma de mejorar las condiciones de vida y de trabajo del pueblo y se estaría cancelando la posibilidad de transformar a México por la vía pacífica”.

Se prepara un atraco contra el pueblo de México.
El gobierno del PRI, encabezado por Enrique Peña Nieto, quiere entregar las ganancias del petróleo a grandes empresas, nacionales y extranjeras.

1. El petróleo es de todos los mexicanos.
2. Es un recurso natural de la nación.
3. Así está establecido en el artículo 27 constitucional desde 1917.
4. Contando la corrupción y el contratismo, además de la inversión real, extraer un barril de petróleo cuesta 10 dólares. Cada barril se vende en el exterior en 100 dólares. Quieren quedarse con esa ganancia de 90 dólares.
5. La producción petrolera es de 2 millones 600 mil barriles diarios. El 99% de las ganancias de PEMEX se va al presupuesto nacional.

LAS CONSECUENCIAS:

1. Si se entregan las ganancias del petróleo (la llamada renta petrolera) que actualmente representan 40% del presupuesto nacional, se reducirá el erario y no habrá dinero para la educación pública, salud, programas sociales, infraestructura, desarrollo y creación de empleos.
2. Aumentarán los impuestos. Van a buscar el incremento del IVA del 16 al 19% y cobrar el IVA en alimentos, medicinas, libros, transporte y educación.
3. Continuarán los aumentos de los combustibles porque no se harán las refinerías aquí sino que se continuarán comprando la gasolina en el exterior. Si sube la gasolina sube todo lo demás.
4. Si el petróleo cayera en manos extranjeras ya no podría ser palanca para el desarrollo nacional.
5. Perderíamos soberanía porque grandes áreas del territorio serían entregadas a empresas petroleras extranjeras que son respaldadas por sus gobiernos.

NO TE DEJES (ya intentaron engañarte en 2009 con el cuento del “tesorito en aguas profundas”) con las promesas de generación de empleos y disminución del precio de las gasolinas.

Por el contrario, la privatización de la industria petrolera sería el acabóse para México. No permitamos la entrega del futuro de nuestros hijos. No toleremos el saqueo del país.
Busquemos modernizar PEMEX, busquemos la mejora del pais, luchemos juntos todos los Mexicanos por Mexico!

No podemos vender naranjas y comprar jugo de naranjas, cuando somos uno de los principales productores a nivel mundial!


Es un acto de traición exportar petróleo crudo, pues cancela las posibilidades de desarrollo de la próxima generación.