Recuperación del patrimonio arqueológico de la comarca de Las Hurdes y creación de museo

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


 

 

1.    ANTECEDENTES.

La asociación  cultural  “ las Garrapatas” con sede en Nuñomoral, 

Redacta la presente memoria, la cual sirva de presentación  de  la  intención firme ante la Administración competente  de que las Hurdes deben  recuperar, custodiar y exponer al público su patrimonio arqueológico custodiado actualmente por la Dirección General de Patrimonio.

 Habilitando un edificio a tal efecto en Nuñomoral, concretamente en el edificio conocido como   la Factoría del Jordán situado en la zona del Cuartel de  Nuñomoral  y convertirlo en el Museo de Arqueología e Historia  de las Hurdes con el fin  exponer al público al menos un   centenar de piezas arqueológicas  que actualmente se encuentran  en el sótano del   Museo de Cáceres además de las donaciones de colecciones particulares y todas las  que se puedan ir encontrando en la comarca.

 2.OBJETIVOS.

El objetivo es proponer a la administración competente la creación  de un Museo de Arqueología e historia de Las Hurdes con el fin de recuperar, custodiar y mostrar al público el patrimonio arqueológico de la comarca que en la actualidad se encuentra  custodiado por la dirección general de Patrimonio.

 Para ello nada mejor que habilitar un edificio  emblemático y con gran historia local como es la factoría del Jordán situado en la zona del cuartel de Nuñomoral.

Dicho esto, que esta memoria sirva de documento base para la presentación ante las distintas administraciones públicas de nuestra propuesta como asociación cultural sin ánimo de lucro que cree en los recursos y en las posibilidades de nuestra tierra

3.JUSTIFICACION.

 EXPOSICIÓN ARGUMENTADA SOBRE LA DEVOLUCIÓN DE LA COLECCIÓN ARQUEOLÓGICA “ACEITUNILLA” A LAS HURDES

 Sabido es, ya que así se publicó en su día en diferentes medios informativos, que la que pasó a denominarse COLECCIÓN ACEITUNILLA fue incautada de forma muy sibilina y artera por ciertos señores venidos desde Cáceres y escoltados por la Guardia Civil.  Tales señores, entre ellos el que era en aquel entonces director del Museo Provincial y algún que otro arqueólogo, recibiendo órdenes superiores y, al parecer confabulados con algunos responsables comarcales, decidieron que la mentada colección arqueológica debería ir a parar a los fondos del citado museo.  Actualmente, solo se encuentran expuestos en dicho museo dos ídolos-estelas (Cerezal y Arrocerezo), sin ficha técnica alguna.  El resto de las piezas duermen el sueño de los laureles en los sótanos de tal edificio.

        Nos parece totalmente anacrónico, incongruente e injusto que se procediera a la incautación de esa colección, cuyas piezas se encontraban perfectamente custodiadas en la alquería de Aceitunilla, a sabiendas de la Consejería de Cultura y Patrimonio, cuyo consejero, Antonio Ventura Díaz, tenía intenciones de retomar la idea que ya se barajó siendo Jesús Garzón Heydt director general de Medio Ambiente: convertir la factoría de “El Jordán”, en Nuñomoral, en el MUSEO DE LAS HURDES, donde las piezas, recogidas superficialmente por los montes y valles del territorio jurdano, o entregadas generosamente por paisanos que las habían hallado en sus labores agrícolas, estarían perfectamente salvaguardadas, al tener el cuartel de la Guardia Civil al lado.

     Todos los firmantes, consideran de JUSTICIA que la mencionada Colección “Aceitunilla” vuelva a su contexto original.  Las razones que alegamos para ello, las exponemos a continuación:

   1.-  Son piezas arqueológicas pertenecientes a la comarca de Las Hurdes, fundamentalmente al concejo de Nuñomoral.  Toda una representación del riquísimo patrimonio etnoarqueológico de este territorio, que hoy en día, a tenor de las investigaciones emprendidas, puede ser considerado un IMPORTANTE OASIS DEL PERÍODO CALCOLÍTICO.  No puede farolear la Administración extremeña de fomentar el turismo en nuestra comarca cuando nos arrebata una parte sustancial de nuestro patrimonio turístico.

   2.-  Las promesas son para cumplirlas.  Pendiente está aún ese Museo de Las Hurdes, donde se albergarían las referidas piezas, entre las cuales también se hallan otras de gran valor sentimental y etnográfico, como dijes y colgantes que usaban las pasadas generaciones para, de acuerdo con su mundo ideológico, espantar las brujas u otros seres maléficos, evitar la retirada de la leche de las lactantes, impedir que los niños “se cayesen de la luna” (expresión que manifestaba ciertas patologías infantiles) o librarse de los rayos de las tormentas.

   3.- No se puede desvestir a un santo para vestir a otro.  El patrimonio de una zona, como Las Hurdes, llamada a tener un importante futuro turístico, debe conservarse íntegro.  ¿De qué vale, valga el ejemplo, visitar el asentamiento calcolítico de “El Collau”, cercano a la alquería de El Cerezal, si los ídolos-estelas, peines de cobre y otros utillajes que proporcionó dicho enclave se encuentran a más de cien kilómetros de distancia y, encima, arrumbados en un sótano?

   4.-  La creación del Museo de Las Hurdes implicaría con toda seguridad que ciertas colecciones particulares fueran depositadas en dicho museo.  Colecciones que no solo se encuentran en la comarca, sino fuera de ella, pues promesas serias y rotundas tenemos al respecto, como es el caso del ídolo-estela de Riomalo de Abajo, cuyo propietario reside en el poblado de Valmayor, provincia de Madrid.  O sobre el ídolo-estela que aparece reseñado como de Ciudad Rodrigo y fue encontrado en los alrededores de la alquería de La Fragosa.

   5.-  Por lo que sabemos, ya se ha sentado JURISPRUDENCIA acerca de piezas arqueológicas sacadas de sus lugares de origen y llevadas a otras partes.  Un caso bien claro y patente es el de las ESTELAS DE BARROS (la pedanía de Barros pertenece al ayuntamiento cántabro de Corrales de Buelna).  En su día, fueron trasladadas estas piezas de la Edad del Bronce al Museo Regional de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, por parte de la Diputación Provincial de esa Comunidad.  Pero los vecinos de Barros litigaron judicialmente, y la estelas tuvieron que volver a su lugar de origen, erigiéndose el llamado “Parque de las Estelas”, que hoy es toda una atracción turística para ese concejo.  Y podríamos citar muchos más casos.  Consideramos, por ello, que no hará falta entrar en litigios si obra buena voluntad por parte de la Administración extremeña.

 Desde el punto de vista turístico y económico, tener un centro de este tipo en la población de Nuñomoral supondría un atractivo muy importante de cara al turismo que visita la comarca  de las Hurdes  atraído por nuestros inigualables paisajes y arquitectura tradicional.

Sería justo para el  municipio que Nuñomoral contara con alguna infraestructura de este tipo puesto que  los demás municipios ya  están dotados con  Centros de Documentación, NCC, Adic-Hurdes etc…

 Cada grano  que se sume a incentivar el turismo y la visita a nuestra comarca es un gran avance para el desarrollo económico de esta tierra.

 Y como olvidar, la visita de nuestros estudiantes tanto del IES  Gregorio Marañón como de los diferentes colegios públicos de primaria que hay en la comarca. Para mirar al futuro necesitamos conocer nuestro pasado y nuestra identidad como pueblo.

 5.EMPLAZAMIENTO.

Aunque estemos abiertos a otras posibilidades, tenemos la certeza de que el edificio  más apropiado para este tipo de instalaciones  es la Factoría del Jordán situada en la zona del cuartel de Nuñomoral.

Este edificio histórico se encuenta en estado ruinoso, pero dada la estética y e historia que  respiran sus muros sería el más adecuado a nuestro parecer.

 Su emplazamiento también es importante desde el punto de vista de la  seguridad, pues se encuentra en las inmediaciones del Cuartel de la Guardia Civil.

 8.CONCLUSIÓN.

Que es justicia la que deseamos alcanzar para devolver nuestro patrimonio al lugar que pertenece y del que nunca debiera haber salido.

Entre todos podemos conseguirlo



Hoy: Asociacion Cultural Los Garrapatas cuenta con tu ayuda

Asociacion Cultural Los Garrapatas necesita tu ayuda con esta petición «PATRIMONIO CACERES : Recuperación del patrimonio arqueológico de la comarca de Las Hurdes y creación de museo». Únete a Asociacion Cultural Los Garrapatas y 525 personas que ya han firmado.