Petition Closed
Petitioning Grupos políticos del Parlamento Europeo and 5 others

Parlamento Europeo: protege la democracia en Hungría #Viktadura

14,603
Supporters
El 1 de Enero de 2012 entró en vigor la nueva constitución en Hungría. En lugar de celebrarlo, cientos de miles de personas como yo tomamos las calles para protestar contra ella. La nueva constitución, junto a varias leyes aprobadas el pasado año atacan gravemente contra la democracia y concentran el poder en el partido en el gobierno, el Fidesz. 23 años después de la caída del Comunismo, el Primer Ministro Viktor Orbán está destruyendo la democracia en Hungría. Y estos cambios no afectan sólo a Hungría. Si los cambios se convierten en permanentes, sentarán un peligroso precedente en toda Europa. La Unión Europea está fundada en los valores de respeto por la democracia, la igualdad, el estado de derecho y los derechos humanos. Estos valores están siendo atacados en Hungría, y como europeos debemos unirnos para defenderlos. Tanto si tú también estás protestando en las calles de Budapest como si no, únete a mí para pedirle al Parlamento Europeo que pida la suspenda el derecho de voto de Hungría hasta que su gobierno garantice una constitución verdaderamente democrática. Las acciones de Viktor Orbán y el partido Fidesz han dejado al descubierto una debilidad muy importante en el marco legal de la Unión Europea. Los países que quieren ser miembros de la Unión tienen antes que probar que respetan ciertas normas sobre democracia y protección de los derechos humanos, pero no hay ningún castigo si una vez dentro no cumplen. No podemos dejar que un país de la Unión Europea pueda convertirse en una dictadura. Por ello el derecho de voto de Hungría en la UE debe suspenderse hasta que los cambios constitucionales hayan sido revocados. El Financial Times ha dicho que los cambios legislativos dan “al gobierno una influencia total sobre los medios de comunicación, los jueces, el banco central y los organismos de supervisión presupuestaria. En muchos casos el poder se concentra en comités controlados por personas nombradas por el Fidesz, con un mandato de nueve años y reemplazables sólo con la aprobación de los dos tercios del parlamento. En la esfera legal, un amigo cercano de Orban tiene el poder de nombrar a los jueces. Los poderes del tribunal constitucional también han sido restringidos.” La nueva constitución húngara es un peligroso paso hacia el autoritarismo. La Unión Europea debe frenarlo ahora, antes de que sea demasiado tarde. Únete a mí para pedirle al Parlamento Europeo que garantice que se respetan la democracia y los derechos fundamentales del pueblo húngaro. Enlace a la petición en inglés.
Letter to
Grupos políticos del Parlamento Europeo
pilar.delcastillo@europarl.europa.eu
izaskun.bilbaobarandica@europarl.europa.eu
and 3 others
raul.romevairueda@europarl.europa.eu
willy.meyer@europarl.europa.eu
francisco.sosawagner@europarl.europa.eu
Estimados miembros del Parlamento Europeo:

El 1 de Enero de 2012 entró en vigor la nueva constitución en Hungría. En lugar de celebrarlo, cientos de miles de personas tomaron las calles para protestar contra ella.

Desde el inicio del proceso constitucional, los partidos de la oposición y la sociedad civil húngara condenaron la falta de transparencia y diálogo, y expresaron serias preocupaciones sobre las restricciones a la democracia y las libertades fundamentales impuestas por el gobierno liderado por el partido conservador Fidesz.

Prestigiosas instituciones como la Comisión de Venecia del Consejo de Europa han alertado sobre las negativas consecuencias de esta constitución para la democracia y los derechos humanos en Hungría.

La constitución aumenta sustancialmente el poder del Primer Ministro y su gobierno, y limita el poder y la independencia del Tribunal Constitucional, dejando a muchas leyes importantes en materia de derechos fundamentales sin control judicial. También carece de suficientes garantías de la protección de los derechos humanos, muchos de los cuales ni siquiera están recogidos adecuadamente en la nueva Constitución.

La Comisión Europea y el gobierno de EE.UU. ya han hecho eco de estas preocupaciones. Es hora de que la UE actúe, antes de que sea demasiado tarde. La Unión Europea se basa en los valores de respeto a la democracia, la igualdad, el Estado de Derecho y los derechos humanos. La Constitución húngara representa una grave violación a estos principios y es un peligroso paso hacia el autoritarismo. La UE debe garantizar que se respetan la democracia y los derechos fundamentales del pueblo húngaro.

Como miembros del Parlamento Europeo les insto a tomar medidas cuanto antes y exigir al Consejo la suspensión de los derechos de voto de Hungría hasta que todas estas inquietudes sean atendidas.

Atentamente,