Mediación Internacional Conflicto en Bolivia 2019

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Santo Padre:

Esta solicitud está inspirada en el dolor y la impotencia que, como bolivianos, sentimos ante la crisis política, y ahora social, que ha terminado de desestructurar la unidad de nuestro país y que amenaza en desembocar en altos grados de violencia entre hermanos.

La crisis generada por la cuestionada elección presidencial del pasado 20 de octubre, viene antecedida de un proceso continuo de polarización sociopolítica que ha llevado un grado de deshumanización de los actores sociales que apoyan al oficialismo y a la oposición, respectivamente. La actual crisis ha producido la paralización del país por cerca de dos semanas, en las que millones de bolivianos han salido a las calles a defender su posición, provocando enfrentamientos violentos con muertos y heridos y hay que decirlo que los enfrentamientos fueron generados por el partido de gobierno, incluso los dos muertos tal como lo señaló la misma policía. Vivimos un ambiente social altamente inflamable, con actores polarizados y posicionados que no permite vislumbrar una salida pacífica al conflicto, por el contrario, existe un alto riesgo de derivar en cualquier momento en una posible guerra civil.  

Por ello, las personas e instituciones que nos dirigimos a usted, lo hacemos después de analizar la crisis, verificar el rechazo de los actores confrontados a la intervención de Organismos Internacionales y a la misma Iglesia Católica Boliviana. De ahí que consideramos que su intervención es una de las pocas, sino la única, salida pacífica que todos los actores podrían respetar y aceptar como escenario de mediación política imparcial.

Tenga la certeza, su Santidad, que nos mueve exclusivamente la desesperación de encontrar una manera de recobrar la Paz y la unidad como sociedad, tratando de evitar más violencia, muerte y luto entre hermanos. Por ello es que en estas horas de oscuridad, le pedimos, Santo Padre, que interceda por la pacificación en nuestro país, estableciendo espacios de mediación, diálogo y concertación, para el restablecimiento de la verdad y la justicia por encima de intereses políticos.

Pedimos su bendición, Papa Francisco. Dios nos conceda la gloria de contar, por intermedio suyo, con Su Divina Obra.