Petition Closed
Petitioning Antonio Rodríguez-Pina and 2 others
This petition will be delivered to:
Antonio Rodríguez-Pina
presidente de Deutsche Bank en España
Deutsche Bank España

Pídele al @DeutscheBank que no destroce la vida de Paola, Marcelo y sus hijas

Paola y Marcelo viven en Alfafar, un pueblo humilde de Valencia, y tienen dos hijas de 3 y 7 años. Si nadie lo evita, en unas semanas estarán en la calle y podrían perder la custodia de sus niñas. Hace unos años Paola y Marcelo compraron un piso en el Parque Alcosa en Alfafar, Valencia, mediante una hipoteca con el Deutsche Bank. La opción que el banco les ofreció, como a otros miles de personas, fue una hipoteca con avales cruzados: Paola avalaba a su hermana y ésta a Paola. Lo que el Deutsche Bank no les explicó fue lo que pasaría en caso de no poder pagar los vencimientos: la hermana de Paola ya ha sido desahuciada y a Paola le reclaman una deuda de 70.000 euros por su piso y 40.000 más por el piso de su hermana. El banco embargó la vivienda de la familia y la subastó el 28 de octubre, adjudicándosela a sí mismo a precio de ganga (el 60 % del valor de tasación). Ahora el Deutsche Bank puede volver a vender esa vivienda haciendo un triple negocio, a costa de arruinar la vida de una familia humilde. Paola, su marido y sus hijos no tienen donde irse a vivir. Si no tienen una casa, los servicios sociales le quitarán la custodia de sus hijas de 3 y 7 años. Y además deberán seguir pagando la deuda de 110.000 euros al Deutsche Bank, una deuda que los condena a la pobreza de por vida. Sus vecinos nos hemos movilizado para ayudarles. Paola y Marcelo son personas honradas que han tenido la desgracia de quedarse sin empleo. Mientras, el Deutsche Bank anuncia beneficios de más de 4.000 millones de euros en 2011. Ayúdanos a evitar que Paola y Marcelo pierdan a sus hijas. Pídele al Deutsche Bank que encuentre una solución, saldando la deuda de Paola y Marcelo con la entrega de la vivienda y alquilándoles la misma a un precio asequible.


Letter to
Antonio Rodríguez-Pina
presidente de Deutsche Bank en España
Deutsche Bank España
Estimado Sr. Rodríguez-Pina:


Paola y Marcelo viven en Alfafar, un pueblo humilde de Valencia, y tienen dos hijas de 3 y 7 años. Si usted no lo evita, en unas semanas estarán en la calle y podrían perder la custodia de sus niñas.

Hace unos años Paola y Marcelo compraron un piso en el Parque Alcosa en Alfafar, Valencia, mediante una hipoteca con el Deutsche Bank. La opción que el banco les ofreció, como a otros miles de personas, fue una hipoteca con avales cruzados: Paola avalaba a su hermana y ésta a Paola. Lo que su banco no les explicó fue que pasaría en caso de no poder pagar los vencimientos. Ahora la hermana de Paola ya ha sido desahuciada y ustedes le reclaman a Paola una deuda de 70.000 euros por su piso y 40.000 más por el piso de su hermana.

El banco que usted preside subastó la vivienda de la familia el 28 de octubre, adjudicándosela a sí mismo al 60 % del valor de tasación.

Mientras, Paola, su marido y sus hijas no tienen donde irse a vivir, y los servicios sociales le quitarán la custodia de sus hijas de 3 y 7 años. Además deberán seguir pagando la deuda de 110.000 euros al Deutsche Bank, una deuda que los condena a la pobreza de por vida.

Paola y Marcelo son personas honradas que han tenido la desgracia de quedarse sin empleo. El Deutsche Bank ya tiene la vivienda. Por eso le pido que como Presidente del Deutsche Bank evite que esta familia tenga que separarse y:

- acepte la entrega de la vivienda y salde la totalidad de la deuda a través de una dación en pago retroactiva;

- alquile la misma vivienda a Paola, Marcelo y sus hijas a un precio asequible.

Atentamente,