Victoria confirmada

MATÍAS TIENE DERECHO A VIVIR

¡Esta petición alcanzó el cambio con 5,029 firmas!


Gabriela Sandobal es celadora en la escuela donde ejerzo como Directora. Su hijo Matías hoy de 22 años, cuando tenía 17 años tuvo un intento de suicidio por lo que quedó en grave estado. Durante estos cinco años ha sido atendido en la Clínica San Andrés. Actualmente es alimentado con sonda y respira mediante un tubo colocado a través de una traqueotomía.

OSEP, la obra social de los empleados públicos de Mendoza, hace tres meses que no paga la rehabilitación de Matías a la clínica, porque quieren que Gabriela saque a Matías de ese lugar, en el estado precario de salud en que se encuentra, y lo lleve a vivir con ella a su hogar. Quieren destinar su lugar en la clínica a una persona con más posibilidades de rehabilitación, pero Matías necesita esa rehabilitación para poder seguir viviendo.

Pongámonos por un momento en el lugar de Gabriela ¿Qué mamá no lucharía hasta el último respiro por la más mínima posibilidad de sobrevida de su hijo?

Si lo lleva a su casa ¿Cómo podría seguir ella trabajando, si la obra social le proveería de un cuidador sólo por 4 horas? ¿Cómo haría ella para descansar de noche si Matías necesita cuidados constantes? (Por ejemplo si se ahoga, hay que aspirarlo para que pueda volver a respirar a ritmo normal). Al día siguiente ella ingresa a trabajar a las 7.30 hs. Cabe aclarar además que durante estos años de internación Matías ha crecido a un ritmo normal, por lo que se altura y peso superan ampliamente a Gabriela, su mamá, quien debería levantarlo, bañarlo, etc.

¿Es justo que una obra social le niegue a una persona su única posibilidad de sobrevida, dejándolo librado a su suerte, con la única posibilidad de esperar la muerte?

Todos sus compañeros de trabajo, que conocemos la lucha y la fuerza de esta mamá estamos sumamente angustiados por esta situación, porque vemos diariamente como la desesperación la va invadiendo a medida que se acerca el fin del mes de septiembre (plazo en que deberá retirarlo de la clínica San Andrés, si OSEP no paga). La vemos golpear todas las puertas y recibir respuestas desgarradoras y deshumanas, por eso decidimos iniciar esta petición. 

Alguien de OSEP debe comprender que la vida de un ser humano, de un hijo, que aún está vivo, es mucho más que un "costo" para la obra social. ¡Que hay seres humanos sufriendo detrás de cada paciente!!! 



Hoy: Ana María cuenta con tu ayuda

Ana María Clavero necesita tu ayuda con esta petición «.@OsepMza : MATÍAS TIENE DERECHO A VIVIR @DifusionCornejo». Unite a Ana María y 5,028 personas que firmaron hoy.