Impedir cambios en la Unidad de Ginecología-Onco Ginecología y Obstetricia Hospital Cruces

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Las trabajadoras de la 3ª Planta - Zona E del Hospital de Cruces, en la cual se ubica el Servicio de Ginecología-Onco Ginecología y Obstetricia, queremos poner en conocimiento de todas las mujeres usuarias del Servicio Vasco de Salud, y en particular, de aquellas que precisen o sean susceptibles de necesitar atención ginecológica/obstétrica en este Hospital, de los rumores sobre los cambios que se avecinan en nuestra Unidad.


En esta unidad (3E) especializada en la Atención a la mujer se viene atendiendo a diario y, desde hace varias décadas, a pacientes con diferentes patologías ginecológicas, tanto las que requieren cirugía (histerectomías abdominales, vaginales, cirugias de mama, lamparoscopias) como las que requieren un tratamiento más conservador ( infecciones pélvicas, mastitis, bartolinitis, abscesos, etc.).


También se atiende a pacientes con patologías Onco-ginecologicas que necesitan cuidados a lo largo del desarrollo de su enfermedad.
Todos los días recibimos pacientes de Unidad de Corta Estancia de diferentes especialidades (Cardio-Vascular, Neurología, Neurocirugía, Oncología Médica etc.) a quienes se realizan arteriografías, biopsias, etc y que permanecen ingresadas 24h en reposo tras los procedimientos.


Con respecto a la Atención Obstétrica, en nuestra unidad ingresan pacientes embarazadas que en cualquier momento durante la gestación presenten alguna patología relacionada con su estado tales como amenaza de parto prematuro, trastornos hipertensivos del embarazo, rotura prematura de membranas, hipermesis gravidicas, incompetencias cervicales...y un largo etc. Estas pacientes, en particular, precisan de cuidados específicos y en ocasiones prolongados en el tiempo. Por eso, y teniendo en cuenta lo delicado de su situación, ocupan unas habitaciones especialmente designadas para ellas dento de la Unidad con el fin procurarles unos cuidados especializados que garanticen su tranquilidad para asegurar el bienestar de la madre y el desarrollo adecuado del feto. Además, existen habitaciones específicas para inducciones de parto en caso de gestaciones prolongadas por encima de las 41+5 semanas, reingresos puerperales por diferentes patologias de las madres que han parido recientemente ( hemorragias, infecciones puerperales..) y que ingresan en cohabitación con sus bebés para fomentar la lactancia materna y que no haya separación madre-hijo.

A diario se recibe una media de unas 3 pacientes procedentes de la Unidad de Reproducción Humana, tras la realización del procedimiento de extracción de ovocitos, que permanecen unas horas ingresadas hasta que se recuperan de la anestesia siendo dadas de alta posteriormente.

También ingresan pacientes que han sufrido abortos diferidos, interrupciones de gestación voluntarias o terapéuticas, así como puérperas con fetos muertos o intraparto o con recién nacidos vivos en situación crítica por gran prematuridad o por diversas patologías (que quedan ingresados en la Unidad Neonatal). Estás pacientes ocupan habitaciones individuales para garantizar una atención apropiada a su situación.

Y además de todo lo anterior, en momentos de pico asistencial, cuando la 2E (Puerperas) no puede absorber la demanda, acogemos también partos con recién nacidos sanos en habitaciones preparadas específicamente para estas pacientes.

Pues bien, a día de hoy, sin que oficialmente se nos haya informado de nada, sabemos que existe un Proyecto de Ampliación del Servicio de Psiquiatría que actualmente ocupa la zona D de la 3° planta que pasaría a ocupar la 3D y la 3E completa.

Esto supondría, en principio, el "desplazamiento" de nuestro servicio, que lógicamente debería ubicarse en una zona del Hospital, cercana al Área de Partos.
Pero teniendo en cuenta que no se nos ha dado respuesta a pesar de haber preguntado directamente a la Dirección de Enfermería del Hospital sobre dónde se va a ubicar nuestro Servicio, nos tememos lo peor.


Los rumores apuntan hacia su desaparición como tal y el reparto de las pacientes por otras unidades, quedando así la atención específica de la mujer diluida, y el personal ( que en algunos casos lleva trabajando más de 20 años, dando a estas pacientes los cuidados específicos que necesitan) sin saber nada sobre su futuro más próximo.

Creemos que es fundamental que esto se ponga en conocimiento del mayor número de personas posible, para evitar que se juegue con la atención sanitaria hacia las mujeres y que se nos continúe proporcionando unos cuidados gineco-obstétricos adecuados y de calidad como se viene haciendo desde hace muchos años, siendo éste un Hospital de referencia dentro de la CAPV.