Oposiciones competenciales mediante tests estandarizados para docentes

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Debido a la confusión generalizada de las oposiciones a profesores de secundaria de 2018 ha llegado el momento de plantearse cambiar el sistema de acceso al profesorado. Las razones de tal cambio estriban en los problemas que genera dicho proceso de selección, que son los siguientes:

  1. Se trata de un sistema ineficiente ya que provoca un despilfarro de recursos monetarios muy grande que es sufragado en su totalidad por los aspirantes a profesores.
  2. El opositor, además, soporta un coste de oportunidad muy elevado ya que tiene que renunciar a una mejor formación en otro ámbito o a trabajar si quiere realmente presentarse con opciones de conseguir una plaza. Este coste de oportunidad se trata de una penalización muy grande para reciclarse en un mercado laboral muy exigente.
  3. Las oposiciones no son justas porque constituyen una barrera de entrada muy elevada que cercena la igualdad de oportunidades de todos los españoles. Unido al elevado coste que supone un preparador o una academia y el coste de oportundad asociado a la preparación, hacen que se trate de un sistema que deja de lado amplias capas de la sociedad limitando la variedad de orígenes sociales que pueden acceder a la docencia.
  4. El sistema está basado en una corrección tremendamente subjetiva. Tras las denuncias de miles de candidatos a que se les dé una explicación por la calificación que han obtenido crece la sensación de que el sistema ha de ganar objetividad y transparencia.
  5. El vigente sistema de selección no mide adecuadamente las habilidades necesarias para ejercer la docencia. Se trata de una serie de pruebas de corte memorístico que no consiguen detectar los rasgos que definen a un buen profesor. Además, a consecuencia de la fecha en la que se convocan tienden a seleccionar a personas que son tolerantes al riesgo, la cual no es una característica definitoria de un buen docente.
  6. Excesiva aleatoriedad. Es un sistema en donde el factor suerte juega un papel muy importante lo cual redunda en la infeciencia del sistema al generar una masa grande de candidatos que se presentan a probar fortura.

Por todos estos motivos se hace deseable que el sistema de acceso a la función pública docente cambie hacia un proceso justo, eficiente, transparente y objetivo.

Ejemplos de sistemas de este tipo los podemos encontrar en las pruebas estandarizadas que se realizan para acceder a un posgrado en EE.UU. (GRE o LSAT), también en las oposiciones a funcionario de la Unión Europea o de otros países de nuestro entorno.

Por lo tanto, sería deseable que el sistema cambiase hacia una serie de pruebas de tipo competencial calificando las competencias lingüística, matemática y lógica de los candidatos así como otro tipo de habilidades que se precisasen conocer.



Hoy: Juan Francisco cuenta con tu ayuda

Juan Francisco Lozano López de Silva necesita tu ayuda con esta petición «Oposiciones competenciales mediante tests estandarizados para docentes». Únete a Juan Francisco y 544 personas que ya han firmado.