No a la violación de Derechos Humanos en los niños vendedores ambulantes.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!


En México más de 2.2 millones de niños trabajan para subsistir
Nayarit registra el mayor índice de niños trabajadores; más de 45 mil, es decir el 14.3 por ciento de la población total infantil.

La Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), reconoció que México logró disminuir tasa de trabajo infantil al 8.4 por ciento; sin embargo, se mantiene por encima del 7.6 por ciento promedio de América Latina.

Ante las carencias económicas, algunos menores salen a las calles a buscar el sustento, y así es como en los cruceros de distintas avenidas de la capital se les puede encontrar vendiendo dulces, haciendo malabares o pidiendo alguna moneda, a pesar de que con ello ponen riesgo su integridad.

Las labores económicas de los infantes constituyen una violación de sus derechos, especialmente a estar protegido contra la explotación, a un sano crecimiento, a la educación, al juego, la cultura y el deporte.

El trabajo infantil pone en riesgo a los menores y viola tanto el derecho internacional como las legislaciones nacionales. Priva a los niños de su educación o les exige asumir una doble carga: el trabajo y la escuela. El trabajo infantil, que debe ser eliminado, es un subconjunto de actividades laborales llevadas a cabo por menores de edad e incluye:

Las «incuestionablemente» peores formas de trabajo infantil, tales como la esclavitud, o prácticas similares, y el uso de niños en la prostitución u otras actividades ilegales.
El trabajo hecho por los niños menores de la edad legal para ese tipo de tareas, tal y como se establece en las legislaciones nacionales de acuerdo con los estándares internacionales.

El trabajo infantil prohibido en el derecho internacional queda comprendido en tres categorías, a saber:

Las formas incuestionablemente peores de trabajo infantil, que internacionalmente se definen como esclavitud, trata de personas, servidumbre por deudas y otras formas de trabajo forzoso, reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados, prostitución y pornografía, y otras actividades ilícitas.
Un trabajo realizado por un niño que no alcanza la edad mínima especificada para ese tipo de trabajo (según determine la legislación nacional, de acuerdo con normas internacionalmente aceptadas), y que, por consiguiente, impida probablemente la educación y el pleno desarrollo del niño.
Un trabajo que ponga en peligro el bienestar físico, mental o moral del niño, ya sea por su propia naturaleza o por las condiciones en que se realiza, y que se denomina «trabajo peligroso»



Hoy: Mirelly cuenta con tu ayuda

Mirelly Felix necesita tu ayuda con esta petición «ONU : No ah la violación de Derechos Humanos en los niños vendiendo dulces en las calles». Súmate a Mirelly y 27 persona que han firmado hoy.