DEVOLVER A ESPAÑA SU HORA NATURAL

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


 

 


 
SE VA ACERCANDO LA FECHA

DEL NEFASTO CAMBIO DE HORA

SIN SABER EL MAL QUE ENTRAÑA.

 


¡¡¡ CIUDADANO COLABORA

PARA DEVOLVERLE A ESPAÑA

LA DIGNIDAD DE SU HORA!!!

 

 

 

 


EL CAMBIO DE HORA

 


    Vamos a hablar de la hora,

porque estamos hasta el moño

que en primavera y otoño

nos obliguen sin demora,

a adelantar o atrasar,

con alegría o con pena,

del reloj, el manillar,

sea de pilas o de arena

    Las doce no son las dos,

ni la una son las tres,

ni las cinco son las siete,

ni las ocho son las diez,

como pretende el Gobierno,

obligarnos a creer

alegando sinrazones

que no puede sostener.


    Mareada está la hora

con tanto cambio y estrés,

y perdida está la gente

que no sabe qué hora es.

Para saber la hora real

en el terreno español,

o en cualquier lugar concreto,

hay que mirar con respeto

un simple reloj de sol.

 
    Si lo haces así verás

que cuando marca las DOCE,

cuando el sol más alto arde,

todo reloj ciudadano

marca las DOS de la tarde.

 
    Dos horitas de estraperlo

nos meten en los relojes,

y poco a poco estrés coges,

calladito y sin saberlo.


    Queremos la hora de España,

no de Berlín o de Italia,

 ni de Moscú ni de Australia.

¿Para qué se nos engaña,

con la famosa patraña

de que se ahorra energía?

¡Así va la economía!:

Hay farolas en las pistas

de toda la geografía

encendidas “to” las noches

“pa” fardar de buenas vistas

y alumbrar a cuatro coches.

 
    Todo empezó en los cuarenta

bajo el mando de “Franquín”

que nos acercó a Berlín

una hora, por su cuenta.

 
    Poco después de esta afrenta

a las horas naturales,

se añadió a los funerales

de la hora verdadera

una hora más delantera.


    Ahora ya, son dos las horas

en siete meses al año

que adelantan sus labores

casi “tos” los españoles

sin darse cuenta del daño.

 
    Va este cambio en detrimento

de la salud, pues da estrés,

haciendo creer que "ahora"

vives dos horas después.

 
    La gente piensa está yendo

a trabajar a las seis,

y en realidad son las cuatro,

mas, no os desmoralicéis

que la "verdá" irá saliendo.

 
    Y en este falso teatro

del cambio que nos van dando

todo el mundo está actuando

consciente o inconscientemente,

haciéndole al tiempo "cayo",

viviendo una vida urgente 

llamada popularmente: 

"vivir a mata caballo".

 
    Con dos horas de adelante

se crea en el subconsciente

una sensación ardiente

que va minando el talante,

pues todo humano parlante,

sin pena, gloria ni alarde,

va generando en la mente

la sensación inconsciente

de que está llegando tarde.

 
    Valga un ejemplo corriente

que está ocurriendo a diario:

la visita de un pariente,

de un amigo o un corsario;

después de un rato de charla 

se le pone el gesto pocho,

y exclama con cierto embargo:

"¡Qué tarde! ¡LAS DIEZ! Me largo

a cenarme mi bizcocho".

Y yo le digo: "¡No, amigo!

No se te agite el ombligo.

¡No son las diez, son LAS OCHO!".

 

  ¡Restablezcamos la hora

a su horario natural!

¡Ciudadano colabora

en esta bella campaña

para devolverle a España

su medida temporal!


    Rogamos, pues, al Gobierno,

y al que corresponda de hecho,

con “humildá” en las entrañas:

 
"VOLVED AL HORARIO ETERNO 

QUE, POR NATURAL DERECHO,

CORRESPONDE A LAS ESPAÑAS".

 
MORALEJA:

Si enterarte de la hora

quieres, hermano español,

observa durante el día

un simple reloj de sol.

             

                                  ASM, Julio 2017.

 
 
 

 



Hoy: Alvaro cuenta con tu ayuda

Alvaro Sanz Montenegro necesita tu ayuda con esta petición «Oficina del Parlamento Europeo en España: DEVOLVER A ESPAÑA SU HORA NATURAL». Únete a Alvaro y 68 personas que ya han firmado.