El Traspaso y continuidad de la labor del Colegio Parroquial San José (Bocas del Toro)

El Traspaso y continuidad de la labor del Colegio Parroquial San José (Bocas del Toro)

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!
Al lograr la meta de 1,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.
Padres, alumnos y ex-alumnos del Colegio Parroquial San José de Almirante (Bocas del Toro) lanzó esta petición dirigida para Obispado de Bocas del Toro

                                                                                   Almirante, 6 de mayo de 2021
Señor:
Aníbal Saldaña
Obispo de Bocas del Toro
E.S.M.

Señor Obispo:

Esperamos que nuestro Padre, que nos llama a amar, servir y ser mejores cada día, le bendiga siempre abundantemente. Que nuestro Señor Jesús, Hijo del Altísimo le de fortaleza siempre para vivir en fidelidad a su palabra y que el  Espíritu Santo, mantenga  siempre ardiendo en su corazón, el fuego del amor al prójimo, que busca el bienestar de todos, aún a costa de uno mismo, porque negarse así mismo, es abrirse a reconocer a Cristo, en el rostro de los hermanos, sobre todo, de los pequeños, que resultan especialmente amados por Jesús.

Ayer recibimos una noticia que parecía ser triste y desalentadora, pero que a la luz del  Evangelio, es esperanza de mejores días para nuestros hijos. Se nos explicó su decisión de cerrar el “Colegio Parroquial San José”, dado que las instalaciones son tan vetustas que representan un riesgo para la seguridad de nuestros hijos; ello, a no dudarlo, debió ser difícil para usted, como responsable de la comunidad de creyentes de Bocas del Toro, porque estamos seguros, que debió ser muy duro para usted, cerrar el Colegio, porque con esa decisión, nuestros hijos pierden parte de su historia personal y muchos de nosotros también; sin embargo, hay esperanza y nos tocará trabajar como comunidad educativa, para hacer realidad la esperanza de otras instalaciones para que nuestros hijos estudien.


En medio de la confusión que nos creó la noticia del cierre y de la problemática que representa para nosotros y nuestros hijos, encontramos sosiego y dirección  en el Evangelio de ayer, y  queremos compartirle nuestra reflexión.

“Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el viñador. Al sarmiento que no da fruto en mí, él lo arranca, y al que da fruto lo poda para que dé más fruto.”

El Colegio Parroquial San José, es el sarmiento que ha dado mucho fruto y que
puede todavía dar más. El cierre, es la poda, para que dé más fruto en beneficio de tantos niños y jóvenes de Bocas del Toro. Jesús es claro, el Padre Creador nos poda, para que demos más fruto, nunca arranca de raíz sus sarmientos, ni cierra la viña, los poda, para renacer, unidos a la vid, con mayor fuerza, con mayor fruto.

“Permanezcan en mí y yo en ustedes. Como el sarmiento no puede dar frutos por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco ustedes, si no permanecen en mí. Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el  que permanece en mí y yo en él; ése da fruto abundante, porque sin mí nada  pueden hacer."

El Colegio Parroquial San José, para nosotros, alumnos, ex alumnos y padres de familia, no es una obra del Ministerio de Educación, ni del Obispado de Bocas del Toro, ni de las Hermanas Terciarias, ni nuestra, es tan sólo un sarmiento de la vid que es Cristo Jesús, porque es a Él, al que hemos encontrado a lo largo de sesenta y siete (67) años en las enseñanzas recibidas en ese colegio de madera podrida, cableado dañado y techo agujereado, pero con tanto fruto, que sigue alimentando nuestras vidas dentro y fuera de sus paredes. Eso solo es posible, porque aprendimos en esa estructura podrida a permanecer, a saber que el dueño de la vid, no dejaría nunca, que nos pasara nada, porque si cuida a la aves del cielo y viste a las flores del campo que no van a la escuela y que lo glorifican con sus cantos y su colores, ¿cómo no nos cuidará siempre a nosotros?. Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y se les concederá.


Obispo de Bocas del Toro, consagrado, a ejemplo de Jesús, para lavar los pies de los más humildes, para dar la buena nueva a los pobres, para ser sal y luz entre los hombres; tus hermanos en Cristo, le piden, al Padre Creador, al Hijo Redentor y al Espíritu Santo, atiendas el clamor de la comunidad de fieles y hagas lo necesario para que la entidad jurídica denominada Colegio Parroquial San José, creada y existente en virtud del Resuelto Nº 104 del 4 de mayo de 1954, siga dando frutos, como el Colegio San José de siempre, en nuevas instalaciones y no como un nuevo colegio; si el Obispado durante 67 años, confío a las Hermanas Terciarias Capuchinas, la administración y operación del Colegio San José, ¿que limitación, dificultad o impedimento podrá tener, para traspasar jurídicamente, ese mismo Colegio San José a las Hermanas, de manera que ellas, en vez de crear desde cero, un colegio nuevo, continúen ahora, bajo su dirección y responsabilidad, con el Colegio San José de siempre, en las nuevas instalaciones; como sarmiento, que produce frutos, siendo el primero de esos frutos, que los estudiantes becados por IFARHU, no pierdan su beca, al tener que esperar un nuevo Decreto Ejecutivo o Resuelto Ministerial que creé un nuevo Colegio, porque estar becado, implica estudiar en un Colegio, ya existente y aprobado.


Qué bello sería, que en el año que nuestra Iglesia dedica a venerar especialmente a San José, el Colegio San José de siempre, siga dando fruto, en nuevas instalaciones.

El Señor ilumine, su discernimiento para el bien de todos.

 

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!
Al lograr la meta de 1,500 firmas, es más probable que la petición pueda ser publicada por los medios de comunicación locales.